Aficionados neerlandeses atacaron un pub lleno de ingleses antes del partido de semifinales de la Eurocopa