En un grupo con Francia, Países Bajos y Polonia, Austria terminó quedando primera. No solo eso, sino que además lo hizo con un fútbol vistoso, con una propuesta atractiva y ganando bien tanto al combinado polaco como al neerlandés. Solo los de Deschamps pudieron vencerles y lo hicieron con un desafortunado gol en propia puerta.

Rangnick, el hombre que rechazó al Bayern para revolucionar la Eurocopa (leer noticia)