La detención del productor teatral Nacho Cano este martes por la presunta contratación de inmigrantes en situación irregular para su musicla 'Malinche' ha derivado en una bronca política. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso se ha sumado este miércoles a la tesis del artista y ha atribuido el arresto a una "persecución política", a la vez que ha calificado de "estalinista" la actuación policial.

Ayuso tacha de "estalinista" la detención de Nacho Cano y se abona a la tesis de la "persecución política" (leer noticia)