"Lo único que me hubiera gustado es haber tenido margen para decir adiós a la gente", dijo el exlateral del Barça tras terminar su contrato con el club azulgrana, aunque afirmó que "una vez culé, culé hasta la muerte"