Omar Mascarell es el capitán del Schalke 04. Ha liderado un movimiento solidario en la Bundesliga. La plantilla, a petición suya, se ha rebajado el salario un 30 por ciento en plena emergencia sanitaria. Mientras, se recupera en casa, en Tenerife de su lesión de aductores. "Hay que arrimar el hombro", en un club donde Mascarell se siente cómodo, unido a los aficionados, que confiesa, siguen teniendo a Raúl González Blanco como el gran héroe de Gelsenkirchen.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil