Osasuna se adelantó a los siete minutos tras un despiste defensivo culé y noquedado en el primer tiempo, tuvo que slair Ansu Fati para hacer el empate en el segundo. Arthur, de nuevo suplente, remontó el encuentro, pero de nuevo Roberto Torres, tras unas manos de Piqué en el área, marcó el 2-2 definitivo desde el punto de penalti

Una racha que invita al optimismo (leer noticia)
cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil