25 de junio 2019, Actualizado 11:14h

26

Carles Aleñá

VER OTROS JUGADORES DEL BARÇA

Ficha técnica

Carles Aleñá

Carles Aleñá

Fecha de nacimiento: 5 enero 1998

Lugar de nacimiento: Mataró

Altura: 180 cm

Dorsal: 26

Posición: Centrocampista

Aleñà nació el 5 de enero de 1998, durante la primera temporada de Rivaldo en el Barça. Cuando Rivaldo se marchó al Milan, solo tenía cuatro años, pero el brasileño marcó a aquel niño, tanto que se enfadaba si le llamaban por su nombre: “No me llamo Carles, me llamo Pivaldo”.

Carles Aleñá

Biografia Personal

Aún no pronunciaba bien según qué consonantes, pero tenía claro que quería ser futbolista. Ese es un deseo que le ha acompañado toda su vida. Cuando Jordi Condom, que entrenaba al benjamín blaugrana, lo vio jugar en Mataró, quiso ficharlo.

La maquinaria se puso en marcha y Aleñà inició un periodo de ocho años viviendo en un taxi, el que le llevaba del colegio a la Ciutat Esportiva y de la Ciutat Esportiva de vuelta a casa. Allí estudiaba, reía, dormía y descansaba para, al día siguiente, volver a empezar.

EL GRAN ESTIRÓN

Sus padres lo han machacado siempre con una idea: “La prioridad es estudiar, está bien que quieras ser futbolista, pero estudiar te dará seguridad”. Carles responde con resultados en clase y sobre el césped. Es buen estudiante y buen futbolista.

Quiso ser Rivaldo y empezó jugando de extremo zurdo. Con el tiempo retrasó su posición y acabó de interior, desde donde explota todas sus virtudes: visión de juego, llegada, buen disparo y, desde hace algunos, años, capacidad física.

Era pequeño, pero se hizo grande. Mide ya 1,80 centímetros y aún puede ganar algo más de altura. Un interior zurdo con todas las virtudes de los ‘bajitos’ que además es potente por arriba. Exactamente lo que le falta al Barça.

Todo dependerá de cómo evolucione. Ni él ni su padre, que es quien mejor conoce el mundo del fútbol, tienen prisa. Aleñà se ha fijado mucho en las carreras de Xavi e Iniesta y reconoce en ellos la virtud de la paciencia.

Carles Aleñá

Últimas noticias Carles Aleñá

EN PORTADA