Ferrer sigue con paso firme en Wimbledon

EFE

Ferrer, que en sus nueve participaciones anteriores no había superado esta ronda, se medirá en cuartos al héroe local en el All England Club, el británico Andy Murray, cuarto de la ATP y eterno semifinalista del Grand Slam sobre hierba (ha caído en el penúltimo choque en las últimas tres ediciones del torneo).

Ambos transitan por una parte del cuadro más despejada desde que Rafa Nadal, segundo cabeza de serie este año sobre la hierba de Londres, cayó por sorpresa ante el desconocido checo Lukas Rosol.

La lluvia fue protagonista al inicio

Ferrer dominó desde el inicio un encuentro que comenzó con casi una hora de retraso debido a la lluvia, que obligó a la organización de Wimledon a cerrar la cubierta retráctil de la pista central.

Bajo techo y ante cerca de 15.000 espectadores, el español y el argentino apelaron a su potencia desde el fondo de la pista en los primeros compases de un duelo que se planteó como una batalla de tintes épicos, con un primer juego de alrededor de diez minutos en el que Ferrer tuvo que pisar firme sobre la hierba para marcar terreno y defender su primer turno al servicio.

El alicantino, que contra el estadounidense Andy Roddick, en tercera ronda, había requerido varios juegos para adaptarse a las condiciones de la central, no necesitó en esta ocasión templar la raqueta y comenzó el encuentro concentrado y preciso, lo que le permitió llevarse el primer set.

Ferrer desquició a Del Potro

Si bien el número nueve del mundo explotaba sus casi dos metros de estatura para imprimir potencia a los cañonazos que lanzaba por encima de la red, Ferrer echaba mano de su experiencia y sangre fría para desquiciar a su rival al resto a base de cambios de dirección y bolas a la línea.

De nuevo, tras un juego de casi diez minutos, Ferrer se hizo con el servicio del argentino para ponerse 3-2 por delante en el segundo set, una ventaja que dejaba a Del Potro casi sin margen de maniobra y desataba sus nervios.

Impreciso, el noveno tenista del mundo dejó escapar de nuevo su servicio al final del segundo set y se plantó en una tercera manga en la que la inercia ganadora de Ferrer parecía haberle condenado de antemano.

Los nubarrones sobre el futuro de Del Potro en su quinta participación en Wimbledon se concretaron al imponerse el alicantino de nuevo al resto para ponerse 4-3 en el último parcial y dirigirse con paso firme hacia cuartos, donde le espera un Murray convencido este año de que puede plantarse en la final ante su público.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil