Sport.es Menú

Federer inclina a Nadal en la 'Catedral'

Derrota al español en cuatro sets, que vuelve a caer en semifinales como el pasado año

El suizo buscará su noveno título en Wimbledon ante Djokovic en su 31ª final de Grand Slam

Federer vuelve a una final de Wimbledon
Federer vuelve a una final de Wimbledon | AFP.

La 'Catedral' del tenis volvió a disfrutar y de lo lindo con Roger Federer Rafa Nadal en su 40º capítulo de su legendaria rivalidad. El suizo, más solvente y acertado hoy, se impuso al balear en cuatro sets (7-6(3), 1-6, 6-3 y 6-4) y tras más de tres horas de partido. Demostró, con creces, merecer su plaza en la final de Wimbledon del próximo domingo que le enfrentará al actual número uno, Novak Djokovic. Fue el mejor de los dos. El manacorí, que luchó hasta el último intercambio como es habitual en él, vuelve a quedarse a las puertas de la última ronda como el pasado año, cuando cayó a manos del serbio.

Los primeros minutos fueron de respeto máximo. El sacador estuvo muy por encima del restador. En los siete primeros juegos de la semifinal solamente se ganaron cinco puntos al resto. Una prueba evidente de la solidez al servicio del español y del suizo que han venido mostrando durante toda la cita londinense. En el octavo con 4-3 para el de Basilea, Rafa empezó a sufrir y concedió la primera oportunidad de rotura. Tras el intercambio más largo hasta ese momento, el balear la salvó y dio un paso adelante. No solo sabe defenderse en tierra. También lo hace, y de lo lindo, sobre hierba. Aguantó sus servicios el doble campeón de Wimbledon (2008 y 2010) hasta el ‘tiebreak’. Federer estuvo muy acertado y no dio opción y el primer parcial del choque se decidió en la muerte súbita, donde ya aparecieron los primeros errores claros al servicio propios de la importancia de la cita. Nadal empezó con una mini rotura, pero poco le duró. Roger, más efectivo y más eléctrico, cerró el primero a su favor.

El suizo, que durante todo el duelo buscó acortar los puntos y no pasar de los dos o tres impactos, no quería que Nadal fuese capaz de cocinarlos a su gusto como suele hacer, sin ir más lejos, en Roland Garros, sobre su superficie favorita. Estaba marcando la pauta del partido y, en el segundo parcial, supo sobrepasar sus dos primeros momentos de adversidad al servicio, pero no pudo con el tercero en el cuarto juego. Apareció Nadal para desarbolar su atrevido plan, romper en blanco el servicio del jugador con más ‘aces’en la historia de Wimbledon y colocar el 4-1 a su favor. Le pegó al bajón a Roger gracias, en gran parte, al acierto del manacorí, que solo cometió dos errores no forzados en todo el parcial.

El hecho de ser más agresivo le hizo cometer más fallos o precipitarse justo cuando Rafa prefería asegurar. Pero los genios siempre tienen un as en la manga. Aparecen cuando menos se les espera y eso hizo el helvético en el inicio del tercer set. Primero se adjudicó, por primera vez, un servicio del balear y, en el juego posterior, salvó con varios golpes magistrales tres oportunidades de quiebre. Esta vez el 4-1 era favorable al número tres del mundo que sentenciaría, pocos minutos después, con otro juego de servicio perfecto. Federer volvía a colocarse con ventaja en el marcador pero, sobre todo, volvía a imponer su ritmo.

Nadal continuó sin sentirse cómodo sobre el pasto londinense como en sus cinco partidos previos en esta edición y Federer, otra vez más preciso, supo aprovechar su momento. Mantuvo una rotura favorable y agresivo, como durante todo el partido, desde el fondo de la pista, mermó las opciones del español, que volvió a despedirse en la penúltima ronda del 'grande' británico. Salvó los dos primeros puntos de partido con dos milimétricos saques directos, el tercero con un ganador con su derecha, el cuarto con un gran revés cruzado, pero no pudo con el quinto. El suizo lo celebró por todo lo alto. Era mucho más que una simple victoria ante su rival de siempre y más tras su duelo en París hace poco más de un mes.

DJOKOVIC, SU RIVAL POR EL TÍTULO

En la final del domingo le espera Novak Djokovic, que unas horas antes, terminaba con las esperanzas de Roberto Bautista. El castellonense se dejó la piel sobre la hierba del All England Lawn Tennis Club, pero no fue suficiente para dar la sorpresa ante el número uno. El suizo y ‘Nole’ volverán a verse las caras en una final de Grand Slam. Será la quinta ocasión que se enfrenten por el título de un Major. La última vez fue en el Abierto de los Estados Unidos de 2015 y, en aquella ocasión, ganó el de Belgrado. Como en las dos que se citaron en Wimbledon también en las finales (2015 y 2014). Solo en el US Open de 2007 fue capaz de tumbarlo. El balance total también le sonríe a Novak con 25 victorias por 22 del helvético. El serbio quiere repetir título en Londres Federer, su noveno trofeo en la 'Catedral'. Casi nada lo que nos espera el domingo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil