Novak Djokovic se reengancha a los 'viejos rockeros'

Novak Djokovic se reengancha a los 'viejos rockeros'

El cuarto triunfo en Wimbledon le ha devuelto la contianza a Djokovic
El cuarto triunfo en Wimbledon le ha devuelto la contianza a Djokovic | EFE

Tras la victoria del serbio en Wimbledon, quiere regresar a la cima junto a sus rivales directos Rafa Nadal y Roger Federer

A sus 31 años, su objetivo es volver a dominar el tenis como hizo de manera tiránica entre 2013 y 2016. ¿Lo conseguirá?

El serbio Novak Djokovic está de vuelta. Una gran noticia para el tenis mundial después de imponerse el domingo en la final al estadounidense Kevin Anderson en tres mangas y tras superar en la verdadera ‘final’ a Rafa Nadal, la autentica prueba de fuego para el de Belgrado que pudo imponerse al número uno del mundo en un partido agotador.

Y es que Djokovic, que ya había ganado en la hierba de Wimbledon en las ediciones del 2011, 2014 y 2015, la de este domingo le supo a gloria y la confirmación que su regreso a la elite es un hecho a sus 31 años. Bienvenido al territorio de los ‘viejos rockeros’ como Rafa Nadal y Roger Federer, que vuelven a tener un rival muy temible en el cuadro de los grandes torneos.

Y es que el serbio, que ha tenido que superar una operación en el codo, un cambio de equipo técnico y las indecisiones personales, parece haber encontrado de nuevo el camino tras las dudas que le provocó un retorno precipitado y que le llevaron a sumar derrotas que nadie esperaba. Pero su ambición por volver a ser el mejor, le ha devuelto a la élite.

Regreso a la elite

Con su triunfo en Wimbledon regresa al Top10 mundial, aunque nadie duda, que con la confianza de este triunfo, cogerá carrerilla de nuevo a la elite. Y la pregunta que todo el mundo se hace es si solo llega para estar arriba, luchando con el resto de magníficos rivales, o quiere volver a imponer una tiranía en el tenis como ejerció del 2013 al 2016.

El propio jugador tiene claro lo que quiere, aunque todavía debe reafirmarse en la regularidad de su juego, que estas dos semanas le han llevado a la cima de Wimbledon. “Todo el mundo se pregunta si puedo mantener esta consistencia de juego a este nivel. Creedme, yo también me lo pregunto”, dijo tras lograr el título.

A pesar de sus 31 años, el hambre de victorias sigue intacto, con esos 13 Grand Slams y 69 títulos ATP, y con su juego al máximo nivel, ¿quién puede descartarle como favorito allí donde se presente?. Especialmente en los torneos Grandes. Está convencido que puede acercarse a los 17 de Rafa Nadal o los 20 de Roger Federer.

Domina a los 'viejos rockeros'

Y es que el serbio puede ir con la cara bien alta ante esos ‘monstruos’ que vuelven a mandar en el tenis mundial. Djokovic domina sus enfrentamientos con Nadal (27-25) y también ante Federer (23-22) y controla por completo sus duelos ante Andy Murray (25-11), otro que busca su regreso a la elite, todavía en proceso.

Su dominio en Wimbledon ha sido evidente, solo superado por un título más de Federer, aunque su consistencia en todas las superficies, especialmente en las duras  (cuenta con seis Abiertos de Australia y dos US Open), le permiten afrontar el futuro con optimismo, y  gracias a un físico envidiable, que le permitió aguantar una ‘batalla’ de más de cinco horas con Nadal.

Un físico envidiable

Tengo que estar agradecido por el físico que tengo”, dijo. “A veces no damos importancia a las cosas, y cuidar mi cuerpo ha sido uno de los puntos más importantes de mi carrera. Sé que si lo tengo en perfectas condiciones, unido a mi fuerza mental, mis opciones de victoria se disparan, como ha ocurrido esta semana”.

La victoria en Wimbledon ha llegado antes de lo que esperaba, pero bienvenida sea. Un síntoma claro de que el mejor Djokovic está de vuelta y el tenis mundial recupera a una de sus estrellas que parecía perdida en sus dudas.

La hierba de Wimbledon le ha devuelto la luz y ganas de convertirse, de nuevo, en la referencia del tenis mundial. Con permiso de Nadal y Federer, claro.