25N: Inquietud por los "pasos atrás"

La psicóloga Paula Santos explica que "se ha exacerbado la mentalidad patriarcal" y lamenta que se ha producido "un repunte" en los comportamientos machistas

La psicóloga Paula Santos, en su puesto de trabajo.
| Ana Burrieza

Manuel Herrera

En la batalla contra la violencia machista y frente a los comportamientos que fomentan el maltrato físico y psicológico de las mujeres, la expectativa siempre se sitúa en el deseo de avanzar y superar etapas. No obstante, ese camino no siempre es lineal y hay fases en las que se detectan "pasos atrás" que convierten el tránsito hacia la erradicación de esos ataques en una carretera muy sinuosa.

La psicóloga zamorana experta en violencia de género, Paula Santos, lamenta que "ha habido un repunte" de los comportamientos machistas, que se percibe especialmente entre las generaciones más jóvenes: “De alguna manera, hemos ido para atrás”, señala esta profesional con veinte años de bagaje a sus espaldas: "Se ha exacerbado la mentalidad patriarcal", añade la trabajadora, que alude a determinadas cuestiones culturales y a la propia educación como claves de esta involución.

Otra de las razones que aduce Santos para justificar este rumbo es la sensación generalizada de que se habían asentado progresos sociales que, quizá, todavía no habían calado: "A lo mejor, nosotros pensábamos que estábamos más avanzados y no era así”, sostiene la psicóloga, que considera que "hay gente que está muy a gusto" en los contextos machistas y que estima que, en determinados grupos, “parece que se ha perdido la perspectiva de que todas las personas son iguales”.

En ese marco, Paula Santos también hace referencia a la existencia de relaciones tóxicas que pueden desembocar en procesos indeseados: "El primer maltrato que se da es siempre el psicológico, independientemente de que luego pase a algo físico. Se trata de algo muy sutil", desliza la profesional zamorana.

"El doctor Jekyll y Mr. Hyde”

En ese sentido, Santos señala que "no se puede hablar de un perfil concreto", pero sí apunta que, “en algunos casos, el maltratador se puede comportar como el doctor Jekyll y Mr. Hyde". Dicho de otro modo, "de puertas hacia fuera son personas agradables, alegres y simpáticas", pero "se transforman" cuando cruzan el umbral y pasan al ámbito de lo privado.

La psicóloga experta en violencia de género trabaja en diferentes cursos y talleres con el objetivo de ofrecer herramientas para batallar contra este tipo de maltratos, y con el fin también de dotar de habilidades a las mujeres para prevenir esta clase de situaciones. En esa línea, Santos asegura que "la autoestima es la base" de la protección.

"Hay relaciones tóxicas porque nadie te explica lo que es el amor. El amor es respeto y libertad, y no se puede perder ni hacer perder la autoestima. La gente que no se quiere es manipulable y puede sentir más fácilmente vergüenza o culpa", analiza la profesional, que considera que el perfil del maltratador también incluye carencias en ese sentido.

En todo caso, Paula Santos cree que "todavía queda mucho trabajo por delante" en el camino para dotar de habilidades a la gente y en el tránsito hacia una sociedad en la que la violencia quede desterrada. En ocasiones, además, la falta de visibilidad de determinado tipo de ataques no ayuda: "El maltrato psicológico es muy difícil de discriminar, pero empiezas a percibir que algo no va bien. Al final te genera una dependencia emocional", resalta Santos.

Todos los contextos sociales

Por otra parte, la psicóloga defiende que este tipo de situaciones se da en todos los contextos sociales, más allá del nivel económico o académico. Para respaldar esa postura, la profesional zamorana cita un estudio reciente a jóvenes universitarias en el que un grupo elevado de las participantes aseguraba que "si su pareja no tenía celos o no les controlaba el móvil era que no las quería". “Eso no puede ser. Hay que explicar que el amor es todo lo contrario”, indica Santos.

Precisamente en referencia al teléfono móvil y a otras nuevas tecnologías, la psicóloga pone el foco inicialmente en la autoprotección y en la importancia de tener hábitos básicos de ciberseguridad, pero denuncia también que existen determinadas actitudes de ciberacoso que afectan particularmente a las mujeres: "Hay ocasiones en las que personas o grupos de personas se meten con una chica a través de sus perfiles, y eso se llama ciberacoso", advierte.

Paula Santos alerta sobre los peligros de las redes sociales mal enfocadas, pero también de las famosas páginas para buscar pareja, donde a veces existe una cierta opacidad a la hora de revelar las identidades: "La gente siente que tiene impunidad para hacer determinadas cosas, porque hay formas de ejecutarlas sin que haya un castigo", insiste la profesional zamorana, preocupada por esa deriva y por una certeza que dificulta la disuasión: "Para que se abra una investigación tiene que ser una cosa muy grave", concluye la experta en violencia de género.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil