El Villarreal choca contra el muro gaditano

El Cádiz, en un auténtico ejercicio defensivo, sigue sumando puntos

Los de Emery no lograron ver puerta y se quedan a las puertas del liderato

Cuando las cosas salen bien en más de una ocasión, deja de ser casualidad y empieza a significar que hay un gran trabajo detrás. Esto le pasa al Cádiz. Tras superar al Real Madrid, logró empatar ante el submarino amarillo, que sin Gerard Moreno ni Parejo, no encontró el camino del gol y se queda sin el liderato. La culpa de ello la tiene la zaga gaditana, que se exprimió a fondo para sumar un punto de oro.

Francesc Ripoll

FICHA TÉCNICA

Liga Santander

CAD

0-0

VIL

Cádiz

Ledesma; Akapo, Fali, Juan Cala, Espino; José Mari, Álex (Nano, 82'); Jonnsson, Salvi (Perea, 88'), Choco Lozano (Jairo, 66'): y Álvaro Negredo (Malbasic, 66').

Villarreal

Asenjo; Mario (Foyth, 86'), Albiol, Pau, Pedraza; Coquelin (Rubén Peña, 86'), Iborra, Trigueros (Bacca, 73'); Moi, Kubo (Chukwueze, 62') y Alcácer (Pino, 86').

Goles

no hubo.

Árbitro

De Burgos Bengoetxea (vasco). TA: Salvi (33'), Jairo (92') / Mario Gaspar (6'), Pedraza (91').

Incidencias

Partido disputado en el Ramón de Carranza.

Amaneció el encuentro con un Villarreal propositivo, queriendo dominar y generar peligro desde el minuto uno. Con paciencia, buscaban un hueco donde hacer daño. Pero el que lo hizo fue Negredo. Aprovechó una mala salida del portero para mandar el balón al fondo de la red. No obstante, apareció el VAR para anular el tanto por un fuera de juego previo. Una acción que traerá cola.

El resto de la primera mitad fue un ‘quiero y no puedo’ de los de Emery. Posesión, internadas de Pedraza y poco más. Y es que el Cádiz era un totalmente infranqueable en defensa. Un nivel y un trabajo altísimo de los gaditanos para contrarrestar a uno de los ataques más temibles de la liga.

Más de lo mismo tras el receso. Los de Cervera seguían cómodos con su plan, aunque el Villarreal se iba acercando, poco a poco con más peligro, a la meta de Ledesma. Pero realmente las ocasiones llegaban a cuentagotas. Y el Cádiz, más cómodo cuando menos cosas pasaban, se estiró un poco para evitar la revolución de Emery, que metió mano del banquillo. El submarino amarillo, torpe con el pase final, no logró asestar el golpe final para tumbar el muro gaditano -Ledesma también tuvo gran parte de culpa-, que ha encajado un gol en los últimos cuatro partidos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil