Las pruebas clasificatorias de vela serán antes del 30 de junio

Es la fecha límite que ha puesto la Federación en caso de que los Juegos Olímpicos no sean suspendidos

El decreto del Gobierno de España, decretando el Estado de Alarma ha bloqueados a cientos de deportistas en su preparación olimpica

La próxima Ocean Race empezará en Alicante y acabará en Génova
La próxima Ocean Race empezará en Alicante y acabará en Génova | EFE

El rosario de cancelaciones y suspensiones de pruebas de clasificación olímpica que se han ido produciendo a causa del coronavirus está obligando a la Federación Internacional de Vela a retrasar las mismas como máximo hasta el 30 de junio.

EFE

Coronavirus

La cancelación de la Copa del Mundo de Génova (Italia), prevista del 13 al 19 de abril, última prueba clasificatoria por país para los europeos y, particularmente, para España en las clases Láser Standard, Láser Radial (Femenino) y Finn, en las que aún no se ha logrado esta clasificación, ha provocado un gran cambio de la situación, que se ha vuelto muy compleja ya que no se ha designado otra sede.

El decreto del Gobierno de España, decretando el Estado de Alarma ha bloqueados a cientos de deportistas en su preparación olimpica por el confinamiento a causa del coronavirus lo que está complicando su preparación.

En los Juegos de Tokio competirán las diez clases olímpicas con un total de 250 embarcaciones y 350 regatistas, con un solo representante por país en cada clase. En este momento hay 221 embarcaciones y 310 regatistas ya con plaza. Faltan por elegir por clasificación a 46 y otros cuatro (2 en Láser y 2 en Láser Radial) recibirán una invitación oficial.

España espera enviar a un total de 15 regatistas (8 masculinos y 7 femeninos) a los Juegos. En estos momentos ya hay 10 con plaza, ya que en la clase 470 femenina, con plaza por país aún no han designado las dos representantes.

En otras tres clases: Láser, Láser Radial (Femenino) y Finn que aún no han clasificado por país, necesitan dar este primer paso y, posteriormente, elegir al representante.

En el Láser masculino y femenino quedan 6 plazas por cubrir en casa una de ellas y solo dos son para Europa. La Real Federación Española de Vela (RFEV) mantiene como designada como última prueba clasificatoria individual el campeonato de Europa que se celebrará en Kalamata (Grecia), del 16 al 23 de mayo.

Más complicada será la clasificación en la clase Finn. Solo quedan dos plazas por cubrir, una para Europa, y tras la suspensión de la prueba de Génova, aún no se ha designado prueba clasificatoria.

La RFEV ha elegido la Finn Gold Cup -Mundial de la clase- que se disputará en Palma del 8 al 16 de mayo para elegir al representante individual.

El aplazamiento y la cancelación de pruebas por toda Europa deja a los deportistas con pocas pruebas de alto nivel, una vez acabe la pandemia y vuelvan a los entrenamientos. Aún se mantienen la Semaine Olympique Française de Hyères (18 a 24 de abril), reservada a clases olímpicas; el Europeo de la clase 460, también en Hyères (5 a 13 de mayo), el Europeo de la clase RS:X (Windsurf) en Atenas (10 a 17 de mayo).

Mientras, se ha cancelado el Europeo de las clases 49er., 49er.FX y Nacra17 previsto para 11 a 18 de mayo en Malcesine (Italia). Con esta delicada situación en Europa, fuentes cercanas a la Federación Internacional (World Sailing) apuntan a que las plazas que restan para cubrir el cupo olímpico se podrían disputar en la Copa del Mundo de Enoshima (Japón) del 14 al 21 de junio.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil