Las bajas y el descenso condicionan a Eibar y Valladolid

El conjunto armero tratará de mantener una situación ventajosa en su coeficiente particular

Ambos equipos, tercero y segundo por la cola, están empatados a 20 puntos

El Valladolid celebrando el gol de Weissman
El Valladolid celebrando el gol de Weissman | Efe

EFE

Eibar y Valladolid se medirán este sábado en Ipurua, mermados ambos por bajas en un partido que adquiere tintes dramáticos para el equipo que salga derrotado, que quedaría en puestos de descenso.

El equipo vallisoletano ocupa desde el pasado fin de semana plaza de descenso, mientras que el Eibar, con los mismos puntos tras caer el domingo por la mínima contra el Osasuna en El Sadar, está solo un puesto por encima de los lugares que suponen la pérdida de categoría.

El Eibar busca, además de los tres puntos, mantener una situación ventajosa en su coeficiente particular contra los castellanos, que puede ser muy útil al final de la Liga dado lo apretado de la clasificación en la zona baja. En los pocos duelos que los dos equipos han tenido en Primera, la igualdad es máxima, con dos victorias para cada uno y un empate. El último enfrentamiento, en la primera vuelta acabó con victoria del Eibar en Valladolid por 1 gol a 2.

Las bajas de José Luis Mendilibar son el lateral Rober Correa, que ya no jugó la semana pasada por unas molestias en el cuádriceps y Kevin Rodrigues, que lleva varias semanas con una lesión en el tríceps, de la que no se termina de recuperar.

Durante la semana planeó también la duda del central Pedro Bigas, que se retiró en el descanso del último partido contra Osasuna por un golpe en el tobillo, pero al final el defensa mallorquín ha entrado en la convocatoria, con lo que el técnico en principio no tendrá que recomponer su zaga, línea en la que Bigas es titular indiscutible.

Más problemas para Sergio

En las filas contrarias Sergio González no deja de ver cómo se le acumulan los problemas en su equipo, ya que se queda con escasas opciones en defensa ante la cifra de ausencias.

Así, se verá obligado a contar con Luis Pérez o con el jugador del filial, Miguel Rubio, en el centro de la defensa, para acompañar a Bruno, ante las bajas de Joaquín -por acumulación de tarjetas-, El Yamiq y Javi Sánchez, por lesión. Todo apunta a que Hervías y Olaza ocuparán los laterales.

Roque Mesa se ha convertido en una pieza fundamental en el esquema de juego del técnico catalán, que también pierde a Alcaraz en el centro del campo, por lo que Míchel parece que será titular en ese doble pivote, y que podría dar protagonismo a Toni Villa para asegurar el juego de creación, ante la baja de Óscar Plano.

González es consciente de que su capacidad al frente del banquillo blanquivioleta está en entredicho, no para la directiva, que le ha mostrado su apoyo, pero sí para los aficionados, y su táctica será mirada con lupa. Podría sorprender y optar por Guardiola y Weissman en la delantera, y volver al 4-4-2.

También cuenta ahora con la opción, en ataque, de Kodro, pero en la previa el técnico advirtió que al recién incorporado "le gusta mucho subir a recibir" y debe aprender a adaptarse al esquema del equipo, con lo que no apuntaría como titular en Ipurúa.

Los vallisoletanos acumulan cinco jornadas sin ganar y, lo que es más grave, ofreciendo una mala imagen en los dos últimos encuentros ante Huesca y Alavés: la de un equipo sin ideas y sin ilusión. Sergio ha dado la cara por sus jugadores y ha asegurado que están "comprometidos y con ganas" de salir de esta situación.

Alineaciones probables

Eibar: Dmitrovic; Pozo, Oliveira, Pedro Bigas, Arbilla; Inui, Diop, Edu Expósito, Bryan Gil; Muto y Kike García.

Valladolid: Masip; Hervías, Luis Pérez, Bruno, Olaza; Roque Mesa, Míchel; Orellana, Kike Pérez, Toni Villa; Weissman.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil