El Príncipe Guedes se reivindica culminando la remontada en el derbi

Un gol en el descuento del luso materializó la remontada ante el Villarreal, que dejó con vida a los che

El videoarbitraje marcó el partido con los penaltis que transformaron Gerard Moreno y Carlos Soler

Roger Payró

Victoria de los que pueden marcar un antes y un después en el Valencia. En la misma semana en la que se habla de la llegada del Príncipe de Johor al accionariado che, Gonçalo Guedes quiere postular al reinado del equipo sobre el verde. El luso, lejos de aquél que enamoró a todos hace dos años, se reivindicó con el gol que remontó un apasionante derbi ante el Villarreal. La cara de Unai Emery al final refleja la frustración de un cuadro ‘groguet’ que perdonó y se quedó sin nada. Gerard Moreno y Carlos Soler marcaron de penalti en un duelo marcado por el videoarbitraje.

FICHA TÉCNICA

Liga Santander

VAL

2-1

VIL

Valencia

Cillessen; Correia, Gabriel, Guillamón, Gayà; Racic (Oliva, 80'), Carlos Soler; Wass (Vallejo, 80'), Kang In Lee (Gameiro, 66'), Blanco (Guedes, 66'); Maxi Gómez (Lato, 93').

Vilarreal

Asenjo; Foyth, Albiol, Pau Torres, Estupiñán (Pedraza, 46'); Capoue (Jaume Costa, 72'), Parejo, Moi Gómez (Bacca, 88'); Gerard Moreno, Alcácer (Pedraza, 46'), Chukwueze

Goles

0-1 M. 40 Gerard Moreno (pen.). 1-1 M. 86 Carlos Soler (pen.). 2-1 M. 91 Guedes.

Árbitro

Estrada Fernández (catalán). T.A.: Racic (14'), Carlos SOler (23'), Gayà (39'), Maxi Gómez (67') / Foyth (36'), Capoue (42') y Albiol (85').

Incidencias

Mestalla. A puerta vacía.

Lo cierto es que estuvo a escasos cinco minutos de conquistar Mestalla, pero no fue el mejor partido que se le ha visto al Villarreal. El Valencia puso las llegadas y los castellonenses el peligro. Tuvo trabajo Estrada Fernández. El colegiado acudió dos veces al monitor para señalar dos penaltis que se le pasaron ‘in situ’.

El primero llegó pasada la media hora. Gayà salvó bajo la línea un remate de Alcácer y después fue Gabriel el que evitó el tanto de Moi, pero nada de eso valía. El capitán che tocó segundos antes el balón con el brazo y Gerard Moreno fue el encargado de penalizar ese pequeño error, porque fue de los pocos que cometió el lateral.

La jugada llegó con el equipo de Javi Gracia en inferioridad numérica. Racic volvió a sentir sus ya habituales mareos en lo que presagiaba otra noche negra para el Valencia, que durante el partido perdió para la próxima cita ante el Levante a cuatro de los cinco apercibidos que tenía: Racic, Carlos Soler, Gayà y Maxi. A cada cual más importante.

Cillessen, clave

Pero para importante Cillessen. El exportero del Barça aguantó al equipo con paradas de mérito a Alcácer y a Gerard y a Pedraza, las dos últimas ya tras el asueto. Emery realizó un doble cambio en el descanso porque a pesar de dominar en el marcador no lo hacía en el juego.

Así, el Valencia persistió y terminó por encontrar el premio. Una alegría de las que no suele haber últimamente en Mestalla. Avisó Wass con un testarazo al larguero y en el tramo final llegó el frenesí. Torpeza de Moi al tocar a Maxi en el área, que exageró lo suyo. Estrada miró el monitor y volvió a dar razón a sus compañeros de la sala VOR. Soler engañó a Asenjo y el Valencia soñaba con algo más.

Cillessen volvió a aparecer para evitar el tanto de Bacca y el descuento deparó un desenlace de película. Christian Oliva recuperó un cuero en el centro del campo, se lo hizo suyo hasta dejárselo a Guedes, que con un cambio de ritmo de los de antaño se fue de su par y definió cruzado con la zurda. Un golazo para decidir un derbi y, quién sabe, si para fijar un día clave en la resurrección del Valencia y del propio futbolista luso.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil