Maxi Gómez apaga las luces en Vigo

El Valencia se impuso 1-2 al Celta en Balaídos después de remontar el tanto inicial de Iago Aspas, que marcó y se retiró lesionado en el minuto 15

Hugo Duro y Maxi certificaron la victoria del conjunto de Bordalás, que encadena cinco partidos sin perder y vuelve a mirar hacia Europa

Alba López

Entre otras muchas cosas, se conoce Vigo por su fantasioso alumbrado navideño, que el alcalde Abel Caballero se ha encargado de promocionar hasta la extenuación. Lo sabe bien Maxi Gómez, que jugó allí entre 2017 y 2019, y se encargó de apagarlo con un golito que certificó la remontada che y pone en órbita a un Valencia que vuelve a mirar a Europa y ya encadena cinco partidos sin perder (tres empates y dos triunfos).

FICHA TÉCNICA

Liga Santander

CEL

1-2

VAL

Celta

Dituro; Kevin, Aidoo, Araujo, Galán; Beltrán (Nolito, 58'); Brais, Denis Suárez, Cervi (Solari, 58'); Santi Mina, Iago Aspas (Tapia, 15).

Valencia

Cillessen; Piccini (Lato, 73'), Alderete, Guillamón, Gayà; Carlos Soler, Wass, Koba (Racic, 51'), Hugo Duro (Musah, 84'); Hélder Costa (Guedes, 83'), Maxi Gómez (Marcos André, 83').

Goles

1-0 M. 10 Iago Aspas. 1-1 M. 18 Hugo Duro. 1-2 M. 52 Maxi Gómez.

Árbitro

De Burgos Bengoetxea (Comité vasco). TA: Beltrán (9'), Iago Aspas (12') y Nolito (95') / Maxi Gómez (37') y Gayà (51').

Incidencias

Balaídos. 11.361 espectadores.

El Celta, que pierde a Aspas por lesión, ve como los fantasmas del descenso vuelven a merodear. Jugar de local continúa siendo un verdadero dolor de cabeza. Y las luces no son excusa.

Gonçalo Guedes fue el gran sacrificado en el once de Bordalás en Balaídos. El técnico alicantino confió en la ley del ex y se decantó por Maxi para medirse al Celta. En Valencia las cosas no le están acabando de salir bien (suma solo 4 goles en 2021), pero debió de pensar el técnico che que el delantero saldría hipermotivado en la que fue su casa. Acertó de pleno.

Balaídos, sin embargo, continúa siendo 'territorio Aspas' y lo volvió a demostrar el gallego adelantado a su equipo en el marcador a los diez minutos tras una pérdida infantil de Alderete en la salida de balón. Dentro del área Aspas hizo lo que quiso a su par: bicicleta, finta y punterazo para acabar mandando el balón a la red. 

Todo eran buenas noticias para el Celta después de un inicio arrollador. Hasta que en la celebración del tanto el propio Aspas, que forzó su quinta amarilla con picardía, se llevó la mano al muslo y a renglón seguido tuvo que dejar su lugar a Tapia en el campo por unos problemas musculares. El peruano había sido relegado a la suplencia en los últimos partidos por su rendimiento irregular e iba a ser luego uno de los culpables del empate valencianista. Dituro quiso hacer de Ter Stegen dentro del área y regaló el gol a Hugo Duro con la pasividad del mediocentro. A partir de ahí, el partido bajó las revoluciones. 

Tras el descanso volvió a pisar el acelerador el Celta, con un estupendo Denis Suárez que generó muchísimo peligro en las transiciones. Cada vez que robaban el balón los celeste salían como una moto. Lo detectó Bordalás y dio entrada a Racic por Koba. Y funcionó, porque el Valencia consiguió darle la vuelta al encuentro con un tanto de Maxi Gómez, que pidió perdón tras marcar, después de un robo fantástico de Gayà, que siempre está cuando se le necesita. 

La respuesta de Coudet fue meter a Nolito y Solari. Mejoró el Celta, aunque no lo suficiente para acabar rendido a las triquiñuelas del libreto de Bordalás. Cuando sus equipos se ponen por delante es difícil meterles mano. Volvió a ocurrir una vez más.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil