El plan que prepara la USTA para el US Open... ¡por si se juega!

Vuelos chárteres, test masivos a todos los tenistas y concentraciones, las novedades

También barajan la posibilidad de jugar sin público y con partidos al mejor de tres sets

La USTA, cada vez más optimista
La USTA, cada vez más optimista | AFP.

Aunque todavía no existe la certeza de que pueda llevarse a cabo la edición de este año del US Open ya que todavía falta la confirmación oficial que llegará a partir de la segunda mitad del mes de junio, la Asociación de Tenis de los Estados Unidos (USTA) ya está trabajando en un elaborado plan por si, finalmente, se pudiese desarrollar con cierta "normalidad".

Coronavirus

Stacey Allaster, exdirectora de la WTA y actual directora ejecutiva de la USTA, desveló a la agencia 'AP News' las opciones que ya barajan para traer a los tenistas y ofrecer un entorno controlado para todos ellos durante la disputa del Major estadounidense previsto entre el 24 agosto y el 13 de septiembre, aunque dejó muy clara la postura del organismo a día de hoy: "No hemos tomado ninguna decisión en absoluto".

Entre las muchas novedades que arrojó sobre la mesa destacan los vuelos chárteres para trasladar a los jugadores de Europa, Sudamérica y Oriente Medio hasta la ciudad de Nueva York. Pruebas serológicas a cada tenista antes de viajar con la obligatoriedad de dar negativo. 

También recalcó que barajan la opción de que el 'grande' neoyorquino se dispute sin público en las gradas, quizás el tema más controvertido. Roland Garros, su homónimo francés tampoco descarta esta opción. 

CAMBIOS EN LOS PARTIDOS

Respecto a los partidos, la organización pretende que haya menos jueces de línea en las pistas y optarán por un mayor uso de la tecnología para las pelotas polémicas. Se mantendrán los recogepelotas, pero solo podrán ser adultos y no descartan la posibilidad de cambiar el formato al mejor de tres sets en el caso del torneo masculino individual. "Si vienen los jugadores y nos los proponen lo consideraríamos, pero no tomaremos una decisión unilateral".

Los equipos que acompañan a los jugadores durante el circuito también se verán afectados. "Un jugador con un equipo de cinco, seis, siete u ocho personas no está en el plan. Hay una posibilidad y es que el torneo podría proveer fisioterapeutas y masajistas y así los tenistas no necesitarían traer los suyos", matiza Allaster. Tampoco habrá acceso a los vestuarios en los días de entrenamiento.

Además, la representante del a USTA habló de viviendas en una misma zona para todos los participantes, al más puro estilo concentración, con el fin de evitar desplazamientos que no sean estrictamente necesarios entre la zona de residencia y la sede del torneo estadounidense.

“Continuamos estando, diría, al 150% enfocados en organizar un ambiente seguro para llevar a cabo este US Open en el Centro Nacional de Tenis Billie Jean King de Nueva York en nuestras fechas. Es todo por lo que me levanto y nuestro equipo se levanta. La idea de una sede alternativa o unas fechas diferentes...tenemos la responsabilidad de explorarlas, pero de momento esto no ha cogido mucho impulso", sentencia Allaster.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil