Nadal: "Mi ánimo no estaba como para viajar a Nueva York y competir"

No estará en la gira americana y no confirma su presencia en el Masters 1000 de Roma, primer torneo de tierra tras la cancelación del Mutua Madrid Open

"Respeto a los otros jugadores que decidan para ganar un dinero allí que necesitan", admitió el actual número dos del ranking ATP

Nadal: Respeto a los jugadores que quieran ir por ganar su dinero | Efe

El mundo del tenis está viviendo un año 2020 para olvidar. La falta de control de la pandemia por parte de los organismos gubernamentales y la ausencia, por el momento, de una vacuna efectiva contra el COVID-19 provoca que un deporte como este tan globalizado no deje de tambalearse con el paso de las semanas. La intercidumbre está asestando golpes económicos muy dolorosos para todas las partes implicadas.

Los patrocinadores huyen, los torneos (los pocos que se han salvado y que todavía aparecen en el calendario) usan arquitectura financiera para poder sobrevivir y los tenistas no quieren poner en riesgo su salud en el regreso de la competición de élite.

El último ejemplo lo dio el español Rafa Nadal. Eso sí, su decisión de no participar ni en el Masters 1000 de Cincinnati ni en el US Open 2020 que se disputarán en la ciudad de Nueva York a finales de este mes no fue, ni mucho menos, precipitada. El balear calcula como nadie cada paso que da y ha mostrado su faceta más cauta durante toda esta crisis sanitaria que estamos sufriendo.

Este miércoles lo volvió a dejar claro en un encuentro telemático con diferentes medios de comunicación. “Como todas las decisiones, al final no se toman a la ligera y hay que consultarlas bien con la gente que tengo al lado y que realmente me importa. Creo que en la situación actual todas las decisiones son válidas. No hay nada que sea seguro o correcto”, señaló. “Pero la situación sanitaria es el primer inconveniente básico a la hora de tomar mi decisión, la situación parece que no está del todo controlada, por lo cual en este caso, consultado con mi equipo decidimos esto”, añadió el cuatro veces campeón del US Open.

CALENDARIO COMPLICADO

A pesar de la cancelación del Mutua Madrid Open, la fulgurante transición entre superficies rápidas y lentas como ha propuesto de forma obligada ATP también ha tenido su peso en la decisión del actual número dos del ranking mundial. “Segundo, el calendario es complicado después de muchos meses sin competir. Pasar de pista dura a tierra, sin apenas tiempo y prepararse se me hace peligroso para mi cuerpo y mi futuro”, continuó.

Y, por último, el factor emocional. “La situación está como está, y mi ánimo no estaba como para viajar a Nueva York y competir. Si voy a competir es para tener todos los sentidos puestos en la competición y rendir al máximo, y a día de hoy hubiera sido complicado”, explicó.

NI RAFA NI ROGER, ¿NI NOVAK?

Su ausencia en la Gran Manzana, unida a la de Roger Federer, provoca que por primera vez desde el año 1999 no esté ninguno de los en el cuadro final de un Grand Slam. Más de dos décadas. La última vez fue también en el US Open y el suizo cayó en la previa, mientras que Rafa todavía estaba en categoría infantil.

El que todavía no se ha pronunciado es Novak Djokovic. El número uno y presidente del Consejo de Jugadores de la ATP no ha confirmado ni su presencia ni su ausencia, aunque lo hará esta misma semana. En el torneo masculino se han inscrito 27 de los 32 cabezas de serie, mientras que en las féminas lo han hecho 29 de 32.

Por su parte, la USTA asegura que, tanto el Western&Southern Open como el US Open, se llevarán a cabo con una seguridad extrema en la que prevalecerá, ante todo, la salud de los jugadores. Sancionarán a los que abandonen la burbuja o se salten el protocolo con la eliminación directa y multas económicas. También habrá sanciones para los acompañantes. La organización pide responsabilidad y no quiere más bajas como las de Rafa o ‘Ash’ Barty, aunque las comprenden.

¿ROMA Y PARÍS?

Su hoja de ruta para lo que resta de 2020 sigue siendo todavía una incógnita, incluso para él. Con su baja para el US Open, lo más probable es que vuelva a competir de nuevo en el Masters 1000 de Roma (del 20 al 27 de septiembre), aunque él mismo comenta que su participación dependerá de cómo haya evolucionado la pandemia. “Estoy preparándome para la tierra en Europa. Depende de como esté la situación y si todo está bajo control o no”, admitió Nadal. “No sé si jugaré Roma o no. Espero noticias del nuevo calendario adaptado después de la cancelación de Madrid y, a partir de ahí, tendré que tomar decisiones”, añadió.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil