Sport.es Menú

McGregor, tras perder el trono: "La guerra continúa"

The Notorious busca la revancha ante el ruso y ya está caldeando el ambiente en las redes sociales

Khabib ganó al irlandés en el cuarto asalto por sumisión

Khabib sosteniendo a McGregor
Khabib sosteniendo a McGregor | AFP

Khabib Nurmagomedov y Conor McGregor se enfrentaron el pasado sábado, y ni Steven Spielberg hubiera sido capaz de escribir tal historia. El combate más esperado de la UFC reunía el regreso del irlandés tras dos años apartado del ring y al ruso Khabib, quien llegaba en un gran momento. Nadie se atrevía ni a toserle y por las redes sociales el ambiente no hacía más que caldearse. El cinturón del peso ligero estaba en juego y el combate iba a ser recordado, pero no por la pelea: Khabib saltó la jaula y fue a pegarse con el equipo de McGregor.

Albert Aubach

El campeón fue claramente Khabib. Se movía como pez en el agua y llevó la pelea a su terreno arrastrando al irlandés al suelo. En el primer asalto, McGregor duró solo treinta segundos. Arrinconó al irlandés y marcó el tempo. Dominaba y metía derechazos. McGregor, cada vez más exhausto y viendo como perdía terreno, se despistó en el cuarto asalto, le ganaron la espalda y, finalmente, fue sometido mediante un ‘mataleón’. El irlandés perdía y al round aún le quedaban 2’ y 03”.

Tras el encuentro puramente dicho, el árbitro tuvo que intervenir para separar a ambos luchadores, aunque no pudo hacer demasiado cuando Khabib fue a por el equipo de McGregor y, tras saltar la jaula, se lio a puñetazos en lo que sería recordado como una de las mayores tanganas en la historia de la UFC.

Entre tanta confusión y con los ojos puestos en Khabib, su equipo también aprovechó el encontronazo para saltar al ring y agredir a McGregor. Habían perdido la cabeza los rusos. Pero se la tenían guardada después de tanta provocación. Y la cobraron.

Sin embargo, no acaba allí el tema, y es que parece que va para largo. Cuando al público aún le dura la resaca del sábado, McGregor sigue en su línea y ha utilizado las redes sociales para buscar una revancha: “Buen golpe, esperando la revancha”, publicó en Twitter. Su petición está clara, y por si algún miembro del equipo de Khabib no la había pillado al vuelo, hoy se han encargado de repetirla, aunque esta vez echando más leña aún al fuego: “Perdí el combate, pero ganamos la batalla. La guerra continúa”, soltó en Instagram.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil