La nueva era Pogacar

La nueva era Pogacar

Tadej Pogacar durante la última etapa del Tour 2021
Tadej Pogacar durante la última etapa del Tour 2021 | AFP

El esloveno se corona en París al conquistar su segundo Tour con 22 años y dispuesto a marcar una época

Como en 2020, no solo ha ganado el jersey amarillo, sino también el de mejor escalador y joven de la carrera

Tadej Pogacar llegó a un caluroso París 62 años justo después de la victoria de Federico Bahamontes, escoltado por los ocho compañeros de su equipo, el Emirates, que no perdió ni un solo efectivo en un Tour que vivió la mejor primera semana de los últimos años y los siguientes 15 días golpeado precisamente por el enorme dominio del prodigioso corredor esloveno.

Pogacar se coronó en el podio de los Campos Elíseos, con la imagen del Arco del Triunfo al fondo, idénticamente igual a como lo hizo en 2020, vestido de amarillo, de blanco como mejor menor de 25 años y con los lunares rojos como triunfador en la clasificación de la montaña. También, al igual que en septiembre pasado, ganó tres etapas: dos de montaña y una contrarreloj.

La única diferencia es que en 2020 solo vistió de amarillo el último día y ahora lo hizo desde la octava etapa, sin tener oposición alguna y mucho menos el azote de su compatriota, Primoz Roglic, que tuvo la desgracia de caer en la tercera etapa, abandonar después y dejar al Tour huérfano del único ciclista apuntado a la carrera que le podía poner la victoria en riesgo a Pogacar.

"He dado lo máximo en este Tour y si me cuestionáis cuál de los dos ha costado más de ganar diré que el de este año ha sido más estresante por todo lo que conlleva ir tantos días de amarillo y las preguntas de los periodistas, casi siempre las mismas. Pero el resumen es que si quieres ganar el Tour cada día debes ir a tope", declaró el campeón.

El año pasado solo atendió a los medios del Tour un solo día vestido de amarillo, en la última contrarreloj, después de asombrar al mundo y tumbar a Roglic en el último suspiro de la carrera. Este 2021 su dominio ha sido elogiado pero también Pogacar ha tenido que sortear preguntas incómodas con comparaciones a Lance Armstrong, por todo lo malo que supone el estadounidense para el ciclismo, y hasta ironizar cuando le cuestionaban por ruidos extraños en sus ruedas.

"Yo lo he vivido porque cuando eres el dominador siempre hay gente que te cuestiona por tu rendimiento. Es algo que forma parte de la carrera y, aunque afortunadamente no todos los comentarios siempre van en la misma dirección, debes aprender a gestionarlos. Lo que tengo claro es que este no será su último Tour. Es un portento, un fuera de serie y un campeón extraordinario al que le queda cuerda para rato", afirma Alberto Contador.

Tres grandes rondas ha disputado y en las tres no se ha movido del podio con dos triunfos en París y una tercera plaza en Madrid, en la Vuelta de 2019. Y solo tiene 22 años. "No sé si marcará una época pero no para de dar pasos acelerados. Lo que sí sé es que está haciendo historia. Atesora una calidad evidente pero no será fácil ganar el Tour como si no pasase nada porque puede aparecer cualquier rival que se lo ponga complicado", cuenta Joxean Fernández Matxín, su director en el Emirates.

Porque Pogacar no solo ha ganado el Tour, sino que ha dominado buena parte del año ciclista con tres victorias en rondas por etapas más cortas (Tour de los Emiratos, Tirreno-Adriático y Tour de Eslovenia) sin olvidar el impresionante esprint que le dio el triunfo en la Lieja-Bastoña-Lieja. Y el sábado será el máximo favorito en los Juegos de Tokio.

"Vamos a entrar en la era Pogacar porque a partir de ahora no solo será el favorito en el Tour sino en todas las carreras. Y, además, ya es el abanderado de esta nueva generación de corredores agresivos, que no se conforman en ir a rueda y que se han cargado el conformismo de los últimos 15 años en el llamado ciclismo de pinganillo. Gracias a Pogacar y a su generación, y a los nuevos jóvenes que surgirán, vamos a divertirnos mucho viendo ciclismo los próximos años", asegura Pedro Delgado.

Dentro de un año, cuando se produzca el parto del Tour 2022, en Copenhague, Pogacar será el gran favorito. "Pero tampoco debe descuidarse porque yo viví la explosión de Fignon. Ganó dos Tours consecutivos con 22 y 23 años y luego le llegaron las lesiones", recuerda Delgado. Nunca hay que bajar la guardia.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil