Una pesadilla que parece no tener fin para Serena

HISTORIA SPORT

La estadounidense, con 23 'grandes', sigue sin poder alcanzar el récord de Margaret Court

No ha podido ganar un solo set en las últimas cuatro finales de Grand Slam que ha perdido

Serena Williams no da con la tecla
Serena Williams no da con la tecla | AFP.

Parece que cada vez que Serena Williams tiene la oportunidad de convertirse en la jugadora más exitosa de la historia del tenis femenino, los astros se alinean para impedirlo. Sea de la forma que sea. Ante la canadiense Bianca Andreescu sumó su cuarta final de Grand Slam perdida de forma consecutiva. Tan cerca y, a la vez, tan lejos. “Sinceramente creo que Serena no apareció. Tengo que descifrar cómo hacer que aparezca en una final de este tipo de torneos”, reiteraba la estadounidense en su última comparecencia ante los medios. Estas cuatro caídas le mantienen a un ‘grande’ de diferencia de convertirse en la tenista con más Grand Slams de la historia, un registro que todavía tiene en su poder la extenista australiana, Margaret Court, con 24 trofeos.

Su particular ‘pesadilla’ empezó después de volver al circuito tras un parón de más de un año por el nacimiento de su hija OlympiaSerena volvió para extender su hegemonía una vez más. Y pareció encontrar el camino idóneo relativamente pronto. Regresó en marzo de 2018 en Indian Wells y, tras tropezar en octavos de final en Roland Garros justo antes del verano, pisó de nuevo una final de Grand Slam en uno de sus escenarios preferidos.

Fue en Wimbledon y contra Angelique Kerber. No ofreció resistencia y la alemana le pasó por encima en dos sets. Hace justo un año y también en la central del US Open vivió su segundo mazazo. En esa ocasión contra Naomi Osaka. La japonesa, como anteayer la canadiense, acabaría levantando su primer Major y lo haría tras volver a inclinar a la que en su día fue la reina del tenis femenino en rápidos y contundentes parciales. La tercera derrota llegaría este verano. Otra vez en la catedral del tenis. Wimbledon volvió a presenciar otra derrota en la final ante la rumana Simona Halep que, literalmente, pasó por encima de la ‘yankee’. Tres derrotas y ni un solo set a favor.

Definitivamente es frustrante perder, pero todavía sigo aquí, todavía sigo haciendo todo lo que puedo hacer. No es que las derrotas duelan menos en esta etapa, absolutamente no. Puedo decir que no estoy feliz, pero no tengo otra opción que aceptarlo tal y como es. Sinceramente no jugué a mi mejor nivel. Podría haberlo hecho mejor, eso es lo único que puedo decir en este momento”, dijo la pequeña de las Williams, que reiteró que quizá con el tiempo verá esta mala racha de manera más positiva, pero ahora mismo “es muy duro”.  “Es complicado pararme a reflexionar y pensar que lo he hecho bien, porque no creo que sea así”, admitió la jugadora que, desde este lunes, aparecerá en la novena posición del ranking femenino.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil