Roger Federer se aleja de la tierra

El suizo solo participará en Roland Garros dentro de la gira sobre tierra batida

En 2019 disputó los Masters 1000 de Roma y Madrid antes de la cita parisina

Federer, en una edición de Roland Garros
Federer, en una edición de Roland Garros | AFP.

Roger Federer mide al detalle todas y cada una de las paradas de su calendario tenístico. El suizo, a sus 38 años, ya medita y diseña como pocos su hoja de ruta a lo largo de la temporada y esta temporada no es una excepción coincidiendo también con la presencia de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. "Dentro de poco tendremos un largo periodo sin viajes", aseguraba él mismo durante la exhibición que protagonizó junto a Rafa Nadal en Sudáfrica.

Esta afirmación podría referirse al hecho de que el de Basilea no pise ningún torneo de tierra batida desde la finalización del Masters 1.000 de Miami (del 25 de marzo al 5 de abril) hasta Roland Garros (del 24 de mayo al 7 de junio) tal y como dejó entrever una de las personas que mejor le conoce, su agente Tony Godsick. Es decir, en el mejor de los casos, casi dos meses sin competir antes de acudir a la cita parisina. Otra vez sin rodaje previo como ya hizo en el Open de Australia de este año.

El helvético, a sabiendas de la exigencia que supone competir sobre arcilla, no quiere dar ningún paso en falso para maximizar sus opciones de seguir aumentando su número de títulos de Grand Slams (20), ya que tanto Rafa Nadal (19) como Novak Djokovic (17) se le acercan en esa particular lucha por ser el tenista con más trofeos acumulados de Major.

El pasado año Federer acudió al Mutua Madrid Open y a Roma antes de volver a pisar la arcilla de París. Dos citas para preparar su regreso a Roland Garros, donde no jugaba desde el año 2015. Se perdió tres ediciones consecutivas y esos años optó por tomarse también un prolongado descanso tras la gira norteamericana de marzo.

DUBÁI, INDIAN WELLS Y MIAMI

Regresa a la competición en el ATP 500 de Dubái (24-29 de febrero), donde defiende título y 500 puntos. De allí, volverá a Basilea y volará a Indian Wells (12-22 de marzo). Posteriormente, tiene previsto viajar a la ciudad de Bogotá para participar, el 24 de marzo, en una exhibición que se tuvo que aplazar de su gira por Latinoamérica del pasado 2019. Desde allí, regresará a Estados Unidos, en concreto a Miami, jugar el otro Masters 1000 de la gira estadounidense en el que también defiende corona.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil