Sport.es Menú

Un Nadal imparable 'tumba' a García López

El número uno del mundo sigue intratable sobre la tierra batida de Barcelona

Martin Klizan, que llega desde la 'qualy', será el rival del manacorí en cuartos

Nadal celebrando uno de los puntos ante García López
Nadal celebrando uno de los puntos ante García López | VALENTÍ ENRICH.

Un paso más cerca de su undécimo título en casa. Rafa Nadal ganó su segundo partido en el Barcelona Open Banc Sabadell y lo hizo con una solvencia abrumadora ante el también español Guillermo García López (6-1 y 6-3). En poco más de una hora, el manacorí cerró su pase a los cuartos de final y volvió a hacerlo por la vía rápida como ya viene siendo habitual.

A los 20 minutos y tras un competido inicio, Nadal consiguió su primera rotura. El manacorí, como pez en el agua en la pista que lleva su nombre, dilapidó cualquier atisbo de sorpresa por parte de ‘Willy' desde los primeros intercambios. A pesar no tener su mejor día al servicio, Rafa volvió a jugar muy dentro de la pista como la pasada semana en Montecarlo. Las sensaciones fueron diferentes a las del debut. Agresivo como el que más y llevando la iniciativa de la mayor parte de los puntos con su derecha, el número uno dio una nueva muestra de su seguridad sobre el polvo de ladrillo barcelonés.

Tras un primer set de poco más de media hora de duración, Nadal volvió a acelerar en la reanudación. Puso una marcha más y rompió el servicio del albaceteño para consolidar, todavía más, su ventaja. Desplegó su repertorio de golpes imposibles y acabó provocando los errores de García López. Eso sí, en el tramo final, el de La Roda consiguió 'robarle' un servicio al balear, pero de poco le serviría a la postre. Ya era demasiado tarde. Aunque el propio Rafa asegura que no es fácil lo que está logrando, desde fuera de la pista lo parece. Rival tras rival continúa demostrando su superioridad aplastante sobre este tipo de superficies. Nunca lo escucharás admitirlo, pero es el rey absoluto en estas pistas.

Klizan, un 'qualy' en cuartos

Este viernes, en cuartos de final, le espera Martin Klizan, una de las grandes sorpresas de lo que llevamos de competición esta semana. A sus 28 años, el eslovaco, que llegaba desde la fase previa, dejó por el camino al argentino ‘Fede’ Delbonis, al exnúmero uno del mundo, Novak Djokovic y ayer a Feliciano López. Tiene también un estilo agresivo, especialmente, con su derecha. Admite que el cansancio le empieza a pasar factura, pero el reto mayúsculo al que se enfrenta le motiva demasiado como para no estar feliz. “Nadal parece estar en una gran forma, pero también es humano. Nadie es imbatible. Es una leyenda. Gane o pierda, enfrentarme a él es para sentirse orgulloso”, dijo tras su victoria.

Nadal sigue sin perder un set en tierra y ya acumula 40 consecutivos. Nadie nunca antes había logrado llegar tan lejos en este particular ranking. Partido a partido agranda su leyenda con números solo a su alcance. Hoy pasó por encima de García López y si logra mantener este estado de forma será muy difícil verlo sufrir en esta gira de tierra batida. El rodillo sigue su camino.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil