Rafa Nadal llega a su sexta semifinal de la temporada

Rafa Nadal salvó unos cuartos que se le complicaron con la lluvia
Rafa Nadal salvó unos cuartos que se le complicaron con la lluvia | EFE

Partido extraño el de Rafa Nadal frente a Joao Sousa de cuartos de final en el Masters 1000 de Madrid. El mallorquín empezó muy fuerte y el brasileño totalmente perdido en la pista, pero la metamorfosis de Sousa tras el varapalo del primer set donde Rafa le metió un rosco lo cambió todo. Nadal se medirá en semifinales a Andy Murray, que eliminó a Tomas Berdych.

ÀNGELS FÀBREGUES

Parecía que sería un plácido duelo a tenor de como empezó. En solo 25 minutos el Rafa Nadal ya tenía un set en el bolsillo sin apenas despeinarse. No permitió ganar un solo juego a Sousa que no sabía como contrarrestar la avalancha de tenis con la que le atacaba el balear. Con un juego profundo y bolas altas, el brasileño estaba totalmente 'vendido'.

Pero el tenis tiene esta virtud de que un punto o una sola circunstancia pueda cambiar la crisis de lado de la red y más o menos esto es lo que le ocurrió en la pista central de la Caja Mágica. La humedad y la posterior lluvia giró el partido a un juego más pesado, más lento y con bolas más bajas, que beneficiaron en este caso al brasileñó. Sousa empezó a restar de manera increíble y hacía mucho daño a su rival con saques muy abiertos que desplazaban tanto a Rafa que le impedía regresar a tiempo en el siguiente golpe.  

Poco a poco Sousa se fue enchufando, y sumando puntos y el juego suibó en intensidad al ser mucho más peleados los puntos.

Con 3-2 empezó a llover y se optó por cerrar el techo retráctil de la Caja Mágica. Cuando Rafa estaba con ventaja para romper el saque de Sousa, éste pidió que se parara el partido, algo que enojó a Nadal que no quería enfriarse. Finalmente se detuvo el duelo y no se reemprendió hasta que el techo estaba completamente cerrado once minutos después.

En la reanudación, Sousa salvó las dos bolas de break y se adjudicó el juego. Con 4-4, Joao logró su primer break y dos juegos después igualaba el partido adjudicándose la segunda manga. Las semifinales se complicaban para Rafa.

En el tercer y definitivo set, Nadal salió a por todas con dos saques directos se impregnó de autoestima para ganar el primer juego, pero Sousa no daba su brazo a torcer y seguía con una lata intensidad. El público se lo pasaba en grande ante esta lucha de titanes en la pista y no fue hasta el octavo juego cuando Nadal lograba romper el servicio de su rival para ponerse 5-3 y sentenciar con su saque en el siguiente. 

"Al comienzo todo iba muy fluido, he jugado muy bien ayudado también por algunos errores de Sousa", decia Nadal al final del partido. Explicó los motivos del cambio en la pista: "El parón en el segundo set y la lluvia hizo que las pelotas fueran mucho más pesadas y él se sentía cada vez más cómodo en la pista y en cambio yo me he perdido un poco", relató.

El manacorí explicó que "en altura la bola va más rápida y se hace pequeña, algo que me beneficia, pero al llover y cerrar el techo la bola estaba más pesada y lenta, pero lo importante es que estoy en semis y que me hace mucha ilusión conseguirlo aquí en Madrid. Cada semana es muy importante para mí y llevo cuatro semanas llegando a semifinales", recordó.

Nadal se medirá en semifinales al escocés Andy Murray que eliminó a Tomas Berdych por  6-3 y 6-2, por lo que el británico, que no vio el partido de Rafa ante Sousa solo hasta mediados del tercer set, saltará a la pista mucho más descansado que el balear. Murray es el defensor del título en el Mutua Madrid Open.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil