La final de la Copa Davis sigue adelante pese a la alerta terrorista en Bélgica

Neus Yerro

La final de la Copa Davis, que enfrenta a Bélgica y Gran Bretaña sigue adelante. Y lo hará bajo estrictas medidas de seguridad, según han informado los organizadores.

La Federación Flamenca de Tenis (FTF) no tiene ningún razón para creer que la final, que se disputará en el Flanders Expo de Gante, a 55 kms de Bruselas, "no será segura". Pero también lo creía la Federación Belga de fútbol hasta que hubo que suspender el amistoso entre Bélgica y España "por el alto nivel de alerta terrorista y la fuga de una persona sospechosa". 

Esa misma persona, Salah Abdeslam, sigue en busca y captura por los atentados de París. Y ha provocado que la capital, Bruselas, lleve blindada tres días, con colegios, universidades y transporte público cerrados y con la recomendación a la población de no salir de sus casas.

Tanto la FTF como la Federación Internacional (ITF) están en contacto permanente (hora a hora) con el ministro de Interior belga, cuerpos de seguridad y expertos independientes. "Se tomarán mayores medidas, algunas visibles y otras no", afirman desde la organización.

El equipo británico, que decidió retrasar su llegada a Gante, ha viajado esta mañana con destino a Bélgica para realizar ya la primera sesión de entrenamiento en la pista de tierra batida esta tarde.

Todos sus desplazamientos se realizarán bajo estrictas medidas de seguridad y también las habrá para el público que acuda al Flanders Expo de Ghent, con capacidad para 13.000 espectadores: se realizarán cacheos en los accesos de entrada y todos deberán dejar sus bolsas en unas taquillas habilitadas fuera del recinto.

Además, perros policía y expertos en explosivos estarán patrullando tanto dentro como fuera del estadio.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil