Djokovic-Federer, la final perfecta para el US Open

Federer y Djokovic se juegan el título del US Open
Federer y Djokovic se juegan el título del US Open | EFE

EFE

Novak Djokovic, número uno del mundo, y Roger Federer, número dos, disputan este domingo la final del Abierto de Tenis de Estados Unidos, un enfrentamiento perfecto entre el gran dominador del circuito y la leyenda capaz de reinventarse a los 34 años.

Si el cuadro femenino de Nueva York fue el de las sorpresas, en el masculino se cumplió el guión y la final enfrentará a los dos grandes favoritos y, para la mayoría de expertos, mejores jugadores del mundo a día de hoy.

Los dos llegan, además, pletóricos tras un torneo más o menos plácido -sobre todo para Federer, que ha estado en pista casi tres horas menos que su rival- y en el que han mostrado un altísimo nivel.

Tras algún apuro al comienzo y en los cuartos de final ante el español Feliciano López, Djokovic despachó por la vía rápida al campeón del año pasado, Marin Cilic, en las semifinales.

El serbio se impuso en menos de hora y media por 6-0, 6-1 y 6-2 al tenista croata para alcanzar la final del US Open por quinta vez en las últimas seis temporadas.

Por el otro lado del cuadro, Federer ha sido un ciclón y el único capaz de darle algo de guerra fue John Isner en cuartos de final, pero ni siquiera llegó a ganarle un set.

Este verano el suizo acumula 28 sets ganados seguidos -18 de ellos en Nueva York- y se ha mostrado extremadamente agresivo, con un saque potente y constantes subidas a la red.

Federer ha ganado en lo que va de torneo 110 puntos en la red, un 72 % de sus intentos en ese tipo de jugadas. Además, se ha destacado como uno de los mejores de la competición en el saque y volea.

Añadiendo novedades a su juego ya en la parte final de su carrera, Federer se está divirtiendo como nunca y viene de ganar a Djokovic este verano en Cincinnati.

"Volver a la final del Abierto después de seis años ha sido el resultado de un trabajo duro, pero estoy muy feliz de haberlo conseguido", declaró Federer tras las semifinales. "Demuestra que estoy en un gran momento de forma con un tenis completo".

La final de Flushing Meadows será un nuevo episodio en una rivalidad ya histórica que se está alargando gracias a la reinvención de Federer de la mano de su entrenador Stefan Edberg.

El suizo, que no gana un Grand Slam desde 2012, ha recuperado su mejor nivel y llega cargado de confianza. Tras 41 partidos en el circuito profesional, el balance en los enfrentamientos entre los dos primeros del mundo es de 21-20 a favor del suizo.

Sus últimos seis partidos han sido todos en finales, incluida este año la de un grande como Wimbledon, donde se impuso Djokovic, que esta temporada ha alcanzado todas las finales del Grand Slam.

En Nueva York, Federer y Djokovic se han enfrentado en cinco ocasiones, la final de 2007 (ganada por el suizo) y cuatro semifinales seguidas entre 2008 y 2011 (con victorias para Federer en las dos primeras y para Djokovic en las dos últimas).

Para este domingo, las casas de apuestas dan una ligera ventaja al tenista balcánico, pero sitúan a Federer muy cerca. Sobre el papel, será una final perfecta. Eso sí, siempre que la lluvia que amenaza a Nueva York permita que se dispute.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil