Bublik: "Odio el tenis, solo juego por dinero"

El kazajo, número 55 del mundo, asegura que se "detendría ahora mismo" si no ganara dinero

Lo que menos le gusta es "tener que jugar sí o sí", aunque no se sienta bien en algunas ocasiones

Bublik, en un golpeo de drive
Bublik, en un golpeo de drive | sport

Óscar Cubero

Bublik es uno de esos deportistas a los que no le va lo políticamente correcto. El tenista no se muerde la lengua cuando tiene un micrófono delante y suele dejar 'perlas' como la de hoy en L'Equipe

El kazajo no es un amante de su deporte: "Odio el tenis con todo mi corazón. Odio todos los días que tengo que jugar. No veo un punto positivo en ser tenista". No ha terminado ahí, ya que ha declarado que juega "por dinero", y que si no lo ganara por jugar se detendría "de inmediato". Además, reconoce que no ha ganado lo suficiente, ya que si lo hubiera hecho ya estaría retirado. 

El número 55 del mundo no está conforme con el mundo que envuelve al deporte de la raqueta. No entiende el motivo por el que tener que salir a pista sí o sí, aunque a veces no se sienta bien o tenga "dolor en todas partes". Es la cara del tenis que no le gusta: "Moriré jugando al deporte que amo, me encanta golpear la bola. Pero, ser tenista profesional es muy difícil". De hecho, Alexander, de 22 años, tiene un tatuaje en su mano -un esqueleto con una bola de tenis- que le recuerda todos los días "la suciedad de deporte" que debe soportar.

Cada vez más son los tenistas que hablan sin tapujos sobre esto. Tomic, compañero de profesión, fue multado en su día por "no competir" en un partido y ha confesado en más de una ocasión que "no le produce ningún placer jugar".

Alexander Bublik está esta semana compitiendo en el ATP 250 de Marsella, donde se enfrentará mañana a Denis Shapovalov por un puesto en semifinales.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil