Una imperial Muguruza supera a Badosa y se planta en la final del Masters

Una imperial Muguruza supera a Badosa y se planta en la final del Masters

Muguruza hace historia al clasificarse a la final de maestras de la WTA Finals | Efe

Garibñe se llevó el duelo español en algo menos de una hora y media, haciendo un tenis prácticamente perfecto (3-6, 3-6)

Por su lado, la catalana no mostró su mejor versión pero peleó hasta el último juego

Tras 28 años, el tenis español tendrá una jugadora en la final de las WTA Finals. Y la que tendrá el honor de coger el relevo de Arancha Sánchez Vicario será Muguruza, que se impuso con contundencia a Paula Badosa (3-6, 3-6).

En una hora y 26 minutos, la hispanovenezolana, que mostró un tenis imperial, se ha ganado el derecho a coronarse como la primera tenista de la ‘Armada’ en ganar el Masters en la final que se disputará mañana mismo.

El destino, caprichoso, deparó que el primer encuentro oficial entre dos tenistas que entrenaban juntas sirviera para entrar en la historia. Y esa presión la llevó mejor Muguruza, más agresiva, más atrevida, que hizo el primer ‘break’ en el tercer juego. Los puntos eran muy rápidos, con servicios potentísimos y con errores no forzados por parte de Badosa, que daba la sensación de no estar del todo metida en la semifinal. 

A lo largo de la primera manga, la catalana iba dejando destellos del tenis a lo que nos tenía acostumbrados, pero el nivel de Muguruza era tan alto que se tenía que jugar perfecto para batirla. Así que, en poco más de media hora, Garbiñe se terminó adjudicando el primer set. 

“¡No estoy!”, se gritaba a sí misma Badosa en el pequeño asueto que había entre mangas. Su rostro denotaba el mal momento por el que estaba pasando: un carrusel de emociones que se traducía también en la pista. De un error no forzado, a un ‘winner’ para salvar un punto de ‘break’. De una doble falta a un ‘ace’ para aguantarle el ritmo a su rival. 

Muguruza, sin ánimo de aflojar, sudó un poco más para colocar el 3-0 en el segundo set, pero sus derechazos penalizaban la falta de continuidad de Badosa, que mostró resistencia y pundonor poniendo el 4-2 en el luminoso salvando un 0-40 en contra. De nada sirvió ese arreón final. La hispanovezolana estaba intratable y terminó llevándose el partido y el ansiado billete para la final.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil