Una explosión de vida se esconde bajo las profundidades de las plataformas de hielo de la Antártida

Una explosión de vida se esconde bajo las profundidades de las plataformas de hielo de la Antártida

Antártida
| sport

Las especies se habrían desarrollado durante casi 6.000 años debajo del hielo

Investigadores británicos descubrieron un verdadero oasis de vida bajo la helada plataforma Ekström, en la Antártida. La biodiversidad identificada, que incluye casi 80 especies, supera incluso a la observada en regiones de aguas abiertas.

Según un estudio dirigido por un científico del British Antarctic Survey, muy por debajo de las plataformas de hielo de la Antártida hay más vida marina de la esperada: los científicos descubrieron 77 especies increíbles a 200 metros de profundidad, bajo el hielo de la plataforma Ekström, en el Mar de Weddell.

De acuerdo a una nota de prensa, la biodiversidad que se manifiesta mediante los ejemplares que recolectaron es sumamente rica, incluso más que la identificada en muchas muestras de aguas abiertas, que se encuentran en la plataforma continental donde hay fuentes de luz y alimentos. El estudio de los especialistas británicos fue publicado en la revista Current Biology.

 Una biodiversidad sorprendente

 Para el líder del grupo de investigación, el Dr. David Barnes, el descubrimiento de tantas formas de vida desarrollándose en estas condiciones extremas es una sorpresa, pero al mismo tiempo reafirma que la vida marina antártica es única. Al igual que otros especialistas, cree que estos ecosistemas tendrían que estudiarse a fondo y protegerse frente a la amenaza que supone el cambio climático.

Uno de los aspectos más sorprendentes es que la mayoría de las especies identificadas se alimenta de microalgas o fitoplancton, pero sin embargo ninguna planta o alga puede vivir en el entorno estudiado. Los científicos trabajaron en una zona del sudeste del Mar de Weddell en la que el ambiente es duro y extremadamente frío, con una temperatura promedio y constante de 2,2 grados centígrados bajo cero.

 ¿Cómo es posible que en ese entorno hayan logrado desarrollarse las especies identificadas? Los investigadores descubrieron briozoos en forma de sable como Melicerita obliqua, pequeños animales que abarcan unas 5.700 especies en todo el planeta, mayoritariamente marinas. También encontraron gusanos serpúlidos como la variedad Paralaeospira sicula, una familia de gusanos que construyen tubos calcáreos en los que habitan, entre muchas otras especies.

Transporte de algas

Los científicos creen que deben existir suficientes algas transportadas bajo la plataforma de hielo desde aguas abiertas, haciendo posible el mantenimiento de una compleja red alimentaria en ese mundo oscuro y helado. Es la única forma para que las especies descubiertas hayan podido sobrevivir y desarrollarse por tanto tiempo: según la datación por carbono de los fragmentos identificados, estos animales del fondo marino habrían existido continuamente en los últimos 5.800 años.

 Por si esto fuera poco, los análisis microscópicos realizados a las muestras mostraron que el crecimiento anual de cuatro de las especies descubiertas era comparable al de animales similares en hábitats de la plataforma antártica marina abierta. Esto significa que lograron equiparar su desarrollo al de ejemplares que viven permanentemente en contacto con la luz solar y disfrutan de todos los beneficios que ello supone para la vida.

Los científicos utilizaron agua caliente para perforar varios pozos en el hielo en 2018, en la plataforma Ekström. Aunque ocupan casi 1,6 millones de kilómetros cuadrados en todo el planeta, las plataformas de hielo siguen siendo uno de los entornos menos conocidos de la Tierra. Hasta el momento, la vida que surge en estos inhóspitos refugios submarinos ha logrado ser visualizada mediante fotografías o videos, pero en escasas ocasiones ha podido ser recopilada y estudiada.

Referencia

Richness, growth, and persistence of life under an Antarctic ice shelf. David K.A. Barnes, Gerhard Kuhn, Claus-Dieter Hillenbrand, Raphael Gromig, Nikola Koglin, Boris K. Biskaborn, Betina A.V. Frinault, Johann P. Klages and Julian Gutt. Current Biology (2021). DOI:https://doi.org/10.1016/j.cub.2021.11.015

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil