¡Vaya lo sentimos!

La página que buscas no existe o ha sido borrada del servidor.

Puedes buscarla en nuestro Buscador

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil

Resumen séptimo programa de Masterchef: Empieza la carrera final

Los jueces pidieron a los aspirantes que tuvieran en cuenta que ya están en el programa 7

Luna y Alberto protagonizaron varios momentos de tensión entre la "pareja"

Resumen séptimo programa de Masterchef: Empieza la carrera final
Resumen séptimo programa de Masterchef: Empieza la carrera final | TVE

Para la primera prueba de este programa los aspirantes participaron en el famoso robo de alimentos, así que podían elegir quitar 15 ingredientes a sus compañeros sin que estos lo vieran de una cesta de un total de 15. Empezó Andy, haciendo una buena estrategia, después Teresa quitó ingredientes sin demasiado sentido, Luna los quitó también haciendo estrategia y José Mari desplumó a sus compañeros masculinos para que fracasaran. Michael fue el siguiente y fue robando uno por uno sin estrategia clara. Iván se encontró con su cesta vacía y le robó casi todo a Teresa. La siguiente, Sara Lúa fue la primera en quitarle cosas a Juana, que le quitó lo que la veterana no sabía utilizar para cocinar. Alberto quitó varios ingredientes claves a "los otros gallitos" y un par de ellos a Luna, algo que sentó mal a la canaria. Ana quitó a Andy haciendo estrategia contra el abogado y la última en aparecer en escena fue Juana, que estaba desconcertada porque llevaba mucho rato sola y le quitó el último ingrediente que le quedaba en la cesta a Teresa, que por primera vez en la historia de Masterchef no tenía ningún ingrediente para cocinar. Y todo porque durante el programa pasado Teresa criticó a Juana por no compartir la receta de la lubina. José Mari, que aún tenía el pin de la inmunidad, se encontró solo ajos, Andy tenía dos ingredientes e Iván se encontró con tres, pero tenía una ventaja: dar a alguno de sus compañeros una caja de básicos o quedársela él, que es lo que hizo el gallego.Al no tener ingredientes, Teresa tuvo que ver el cocinado desde la galería. 

SPORT

Félix Gómez de Masterchef Celebrity 4 fue el encargado de ver cocinar a los aspirantes con tan dispares ingredientes, que vino a promocionar la nueva serie de TVE que está rodando, pero cayó en una trampa de Jordi y le tocó cocinar, aunque Samantha le quitó varios ingredientes también a él para que estuviera en igualdad de condiciones que los concursantes. 

El actor presentó un gran plato con tan solo 5 ingredientes, pero él no participaba como el resto de aspirantes; la cata empezó con el plato de Sara Lúa con una excelente presentación y un sabor excelente. Juana tenía el  máximo de ingredientes pero presentó un "popurrí indefinido" le comentó Pepe. Por su parte, Alberto presentó un plato que tenía que ser de tres tipos de quesos, pero precisamente el que le había dado Luna fue el único que no le salió bien y no lo pudo emplatar; su plato se ganó la riña de Jordi Cruz que le comentó que se estaba relajando y su actitud no le estaba gustando. José Mari hizo un "homenaje al ajo" ya que no tenía ningún otro ingrediente; pero aún así intentó sacar tres tipos de texturas de ajo. Los chefs ni siquiera probaron lo que hizo el mallorquín. Luna presentó su plato hablando mal de lo que había hecho, cosa que no gustó a los chefs, pero como siempre la canaria hizo una comida exquisita. Michael hizo una plato con una ensalada de tomate "bastante feo y pobre" según palabras de Samantha, que culminó diciendo que el plato era malo. Ana presentó varios sabores en su plato y recriminó gracias a su plato que Teresa no tenía ningún ingrediente y había compañeros que tenían un montón. Los tres sabores del plato no estaban bien ligados. Iván quiso hacer un postre pero los chefs, en especial Jordi, se rieron de su tartaleta fallida que parecía la cara de Mickey Mouse. El gallego reconoció que su plato no era lo correcto ante el disfrute de su máximo rival, Andy. Jordi le dijo que podía ser el peor plato de esta edición, sin nombrar el ave crudo que presentó Saray... Por su parte, el abogado tenía solo avellanas y sacó 5 texturas de este único ingrediente. Al igual que José Mari, se llevó las alabanzas de los jueces gracias a que al menos intentaron cocinar con un único ingrediente. 

En el veredicto final dejó como ganadoras a Sara Lúa y Luna siendo la mejor de la prueba la primera de ellas. 

PRUEBA DE EXTERIORES Y REPESCA

El equipo de Masterchef 8 se quedó en Madrid para ir al Centro de Alto Rendimiento, donde entrenan los mejores atletas españoles, y como este año no habrá Juegos Olímpicos, el programa quiso hacer así un homenaje a los atletas. Luna y Sara Lúa fueron nombradas capitanas, y la canara tenía la oportunidad de redimirse como capitana esta vez ya que la semana pasada le quitaron la capitanía. 

El azar fue el encargado de elegir los equipos, que quedaron conformados así: 

  • El equipo de Sara Lúa fue el azul y contó con Alberto, Michael, Ana, Teresa y Andy en sus filas
  • Luna capitaneó el equipo rojo junto con Iván, Teresa, José Mari y Juana

Y entonces llegaron los aspirantes para la repesca: Adrienne, Saray, Sonsoles, Fidel, Rosa, Monica y Sito. ¿Quién de ellos volvería a las cocinas de Masterchef 8?

Como chef invitado asistió Saúl Craviotto, ganador de Masterchef Celebrity 2 y piragüista español. Él fue el encargado de crear el menú y elegir lo que conocinarían cada uno de los aspirantes a la repesca. Los equipos rojo y azul hicieron un menú completo de dos platos y postre para 110 personas en un servicio tipo buffet. Gracias a una divertida carrera de obstáculos, Pepe eligió en esta ocasión al equipo rojo, y a Jordi le tocó revisar al equipo azul. 

A diferencia del programa pasado, ambas capitanas parecían estar a la altura en esta ocasión, aunque Pepe tuvo que ayudar a los rojos porque no podían triturar bien los ingredientes, y ante la presencia del experimentado chef, empezaban a salir los nervios de Luna, que se calmó gracias al truco del cocinero de El Bohío. Por su parte, los consejos de Jordi también le sirvieron de ayuda al equipo azul, que pese a cocinar con bastante tranquilidad, hicieron varios errores. 

Los aspirantes a la repesca debían hacer que los deportistas de élite se llevaran sus platos sabiéndolos vender ellos mismos, y el equipo azul y el rojo también tenían la misión de convencer a los atletas. Ellos mismos juzgaron los platos como escasos y comentaron que se podía mejorar. En general los platos de los menús fallaron bastante en sabor y en cantidad y decepcionaron a los deportistas que tenían que ir a entrenar después de comer. El equipo azul se llevó una buena reprimenda por parte de los tres jueces, pero el rojo tampoco se llevó demasiados halagos, pues también estuvieron fatal en el cocinado, pero por suerte Iván y José Mari fueron cruciales para la victoria del equipoPara los exaspirantes tampoco tuvieron buenas palabras los chefs porque no se esforzaron lo suficiente, y por primera vez en la historia de Masterchef hubo ningún concursante repescado.

PRUEBA DE ELIMINACIÓN

Después del disguto de la prueba de exteriores y de la repesca, Masterchef enfilaba la recta final con la prueba de eliminación. El equipo azul se puso el delantal negro y los jueces les dijeron que no ponían suficiente interés, algo con lo que no estuvo de acuerdo Andy, el ya llamado "pollito". Precisamente por no haber repescados, los jueces invitaron a 5 de los aspirantes que se quedaron en las puertas del casting y que no pudieron entrar en Masterchef, pero solo uno de ellos podría conseguir el delantal blanco. A Andy se le dio palabra y dijo que lo veía "vergonzoso", por lo que Jordi le contestó que su actitud era la que a veces le parecía vergonzosa y por eso habían invitado a estos nuevos aspirantes. Eusebio, Carlos, Ghislaine, Laura y José Manuel competirían por entrar en Masterchef 8 al lado de Andy, Sara Lúa, Michael, Ana y Alberto

Para este decisivo reto entró Alejandra Rivas al plató, la mujer de Jordi Roca que les presentó un postre, la directora de la heladería Rocambolesc. Alejandra les propuso tres helados diferentes, pero por suerte no tuvieron que cocinar lo que trajo Alejandra, sino otro postre también difícil de cocinar y que debían replicarlo en tan solo 90 minutos. Los aspirantes cocinarían en pareja con los candidatos recién llegados, y así quedaron estos nuevos equipos: Michael con Eusebio, Laura con Alberto, José Manuel con Sara Lúa, Ghisliane con Ana y Carlos con Andy. A pesar de cocinar pro parejas, la valoración de los jueces sería individual para cada individuo. Este es el helado que debían elaborar los aspirantes y los candidatos a entrar a las cocinas de Masterchef: 

Para esta elaboración contaban con la receta y con todos los pasos explicados, por lo que si no les salía bien el helado era porque habían fallado en alguna de las detalladas instrucciones. Para la cata de tal importancia, Carlos y Andy fueron los primeros en presentar el postre a los jueces, no sin antes haber despedido a Alejandra Rivas. El abogado se disculpó por su actuación anterior y luego presentó su postre, cuya valoración por parte de Samantha, Jordi y Pepe fue de una buena ejecución, rico y bien trabajado en equipo. Por su parte, Ana y Ghislaine no trabajaron tan bien como sus compañeros y presentaron el dulce con muchos fallos, un auténtico desastre según Jordi y Samantha aunque ella dijo que el helado estaba bueno. Era evidente que su postre no estaba bien hecho por ningún lado. Alberto y Laura fueron los siguientes en dar su plato a probar. Su merengue estaba malo, y estaba todo malo; de hecho Pepe tan solo quiso probar el ron. Los jueces lo suspendieron directamente. En cuanto a Michael y Eusebio, habían cooperado mucho en la elaboración del postre y demostraron saber trabajar muy bien juntos en equipo. Como equipo fueron los que más conectaron, y aunque estéticamente el postre era un desastre, su actitud fue lo que más valoraron los chefs, aunque el postre en sí estaba rico. Sara Lúa y José Manuel fueron los últimos en presentar el plato, un auténtico desastre que Jordi no quiso ni mirar en primera instancia. Como equipo no conectaron demasiado; la presentación no era precisamente la mejor de todas, y el postre fue uno de los peores, a pesar de que el desastre de Alberto parecía insuperable.

Los jueces decidieron que Andy y Carlos fueron los mejores de esta prueba, por lo que Carlos se convertía en aspirante a Masterchef y se ganó el ansiado delantal blanco otorgado por su elaboración del postre llamado "Infierno Rosa". Los demás candidatos fueron despedidos por sus compañeros de cocina. Alberto, Ana, Michael y Sara Lúa quedaron para ser eliminados, pero Michael se salvó gracias a su trabajo con Eusebio. De los tres restantes, el peor postre fue el de Sara Lúa, que se despidió del programa en este séptimo capítulo. Ella misma reconoció que fue completamente justa su expulsión de Masterchef. Alberto y Ana se salvaron, pero de milagro y Jordi les advirtió que estuvieron muy cerca de irse.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil