Los trabajadores de Activision-Blizzard siguen cargando contra las medidas anti-acoso de la compañía

El suicidio de una trabajadora de la compañía no fue acicate suficiente para que la empresa haya tomado medidas

Por ello, los trabajadores mantienen sus quejas

Blizzard: en el ojo del huracán
Blizzard: en el ojo del huracán | Google

Activision Blizzard se enfrenta a un cuestionamiento cada vez mayor por parte del gobierno y la industria de los juegos por su manejo del escándalo de acoso sexual. La compañía ha formado un "Comité de responsabilidad en el trabajo" para ayudarlo a implementar nuevos esfuerzos contra el acoso y la discriminación. Si bien eso suena útil, existe la preocupación de que el comité sea más simbólico que funcional.

El comité se lanzará con solo dos miembros, ambos (el presidente Dawn Ostroff y Reveta Bowers) son miembros independientes de la junta. Ellos, a su vez, informarán a la junta y a los ejecutivos clave de Activision Blizzard, incluido el CEO Bobby Kotick, quien, según algunos, es en parte culpable del escándalo. El dúo trabajará con un coordinador externo y un consultor después del acuerdo de la empresa con la EEOC, pero no se menciona la participación del personal habitual de la empresa o de personas externas que no formaron parte del anterior entramado judicial.

No sorprenderá que el comité haga poco para satisfacer a los críticos. Los empleados han pedido a Kotick que renuncie debido a su interés en ocultar los casos. Jennifer O'neal, la primera mujer líder de Blizzard, supuestamente dejó su puesto sintiendo que era objeto de discriminación por una cultura empresarial aparentemente sin solución. La junta de supervisión con la que trabaja el comité está llena de "amigos" de Bobby Kotick, por lo que la participación de ésta en el proceso parece que hará de toda esta cuestión algo testimonial.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil