Dos objetos no identificados entre Marte y Júpiter podrían explicar el origen de nuestro Sistema Solar

Podría tratarse de unos asteroides originados en la órbita de Neptuno

Sin embargo, se sabe muy poco sobre estos objetos

Marte podría haber sido habitable hace muchos años
Marte podría haber sido habitable hace muchos años | Google

Un grupo de científicos ha descubierto dos objetos inusualmente rojos en el cinturón de asteroides entre Júpiter y Marte, y es posible que se hayan originado en lugares más lejanos del sistema solar. Estos objetos, llamados 203 Pompeja y 269 Justitia, son más rojos que los objetos más rojos conocidos en el cinturón de asteroides y pueden haber migrado al área desde más allá de Neptuno. Si eso es cierto, entonces podrían proporcionar información sobre el caos del sistema solar primitivo y sobre cómo llegó a ser el sistema solar tal como lo conocemos hoy, mucho más equilibrado.

El equipo dirigido por Sunao Hasegawa de JAXA identificó los objetos a través de observaciones recolectadas en la Instalación del Telescopio Infrarrojo y el Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional de Seúl, según el artículo que publicaron. Como señala Engadget, la mayoría de los objetos en el sistema solar interior tienden a reflejar la luz azul, porque carecen o tienen muy pocos materiales orgánicos. Sin embargo, los objetos del sistema solar exterior, como el cinturón de Kuiper, tienden a ser más rojos. Eso es porque tienen muchos compuestos orgánicos como carbono y metano, que pueden haber sido los componentes básicos de nuestro planeta. Como sabrá, el cinturón de Kuiper es la región que se extiende desde la órbita de Neptuno donde se pueden encontrar restos de la formación de nuestro sistema solar.

Si Pompeja y Justitia realmente llegaron desde una distancia mucho más allá de Nepturo, entonces servirían como evidencia para la hipótesis de que una fracción de los asteroides entre Júpiter y Marte provienen del cinturón de Kuiper. También apoyarían el conjunto de teorías, llamado el Modelo de Niza, sobre cómo nuestros gigantes gaseosos se establecieron en sus órbitas. El modelo de Nice dice que nuestros planetas gigantes se formaron más cerca del Sol hasta que una inestabilidad obligó a Neptuno, Urano y Saturno a moverse hacia afuera y a Júpiter hacia adentro. El evento habría provocado que los asteroides ricos en materiales orgánicos se dispersaran y se movieran por el sistema solar.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil