Este es el carbón explosivo que usaba la resistencia para sabotear ferrocarriles

El carbón explosivo se ideó en Francia para combatir a la ocupación alemana en 1940

El mismo se introducía en el carbón corriente para que las calderas estallaran

Este es el carbón explosivo que usaba la resistencia para sabotear ferrocarriles
Este es el carbón explosivo que usaba la resistencia para sabotear ferrocarriles  | Google

En la Segunda Guerra Mundial las resistencias de los diferentes lugares ocupados por los alemanes se pusieron manos a la obra para sabotear los convoyes y suministros del ejército enemigo. En esta Europa de los años 40 el ferrocarril era el medio de transporte más importante, debido a que con él se podían trasladar tanto unidades, material y vehículos blindados.

SPORT.es

En estos momentos es cuando se diseña el denominado simplemente como ‘carbón explosivo’. Este material fue diseñado por Reino Unido y suministrado a los guerrilleros franceses y de otras partes. El desarrollo fue fácil. Se cogía una pieza de carbón, se perforaba y dentro se añadían explosivos de tipo plástico y un detonador.

Esta pieza se dejaba en los montones y el suministro de carbón de los alemanes, cuando esta pieza manipulada entrara en contacto con el horno de la locomotora haría explosión, destruyendo el vehículo y descarrilando. Un material de sabotaje sencillo y muy efectivo porque dejaría fuera de combate a muchos convoyes que eran vitales para el esfuerzo de guerra.  

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil