Entrevista a Bixen Calzón y Alfonso Azurza

Capitanean la transformación digital de la Real Sociedad

Bixen Calzón y Alfonso Azurza capitanean la transformación digital de la Real Sociedad
| sport

Sport.es

Bixen Calzón y Alfonso Azurza capitanean la transformación digital de la Real Sociedad. El cometido de estos científicos del deporte es que las decisiones que toma el club estén fundamentadas sobre la base objetiva de los datos. Porque las opiniones son subjetivas, pero los números, no.

En un deporte donde sólo se ve porterías, pelota y jugadores, ¿por qué tiene cabida un software de gestión? ¿Qué datos gestionáis que por su volumen o complejidad sea necesario un software como Soccer System Pro?

Desde finales de los 90 la Real Sociedad tiene in­culcada la cultura de registro del dato. Recaudar información ha sido siempre una prioridad. Cuando hablamos de información nos referimos a entrenami­entos, actividad de competición, carga de trabajo, etc. Luego, poco a poco, se introdujeron los datos de los pulsómetros. Más tarde llegaron los GPS. Ese volumen de información era imposible de gestionar con una hoja de Excel tal como hacíamos y decidimos tener todos los datos centralizados en una única herrami­enta como Soccer System Pro para sacarle partido a toda esa información.

Por lo que entiendo lejos de entrenador, pre­parador físico y médico existen muchos otros roles en un club de fútbol, este hecho hace imprescindible una gestión integral. ¿Cómo se logra hacer que un equipo multidisciplinar (el médico, el entrenador, el fisioterapeuta, el preparador físico, el readaptador, etc…) trabaje de forma totalmente interdisciplinaria?

La cultura multidisciplinar está arraigada al club desde hace mucho tiempo. Todas las unidades aportan al proceso de entrenamiento para mejorarlo permanen­temente. A lo largo de los años se han ido incorporan­do distintas unidades formando un marco de sinergias muy interesantes; por ejemplo, las reuniones sistemáticas que hacemos conjuntamente la unidad de evaluación y dato, metodología, unidad condicional, unidad de salud y rendimiento, incluyendo la de nutrición, la de porteros, la de análisis, la académica o la de emoción y rendimiento (psicosocial). Las unidades ven que compartir su información entre sí les beneficia. Desde siempre la dirección ha apostado por esta línea de trabajo porque este es un valor añadido respecto a otros clubes.

Desde fuera guarda un gran parecido a un programa de gestión de valores donde se realiza un seguimiento diario para obtener el máximo rendimiento de un valor, en este caso jugador ¿podéis estar de acuerdo con esta visión?

Lo tenemos prácticamente todo centralizado en Soccer System Pro, así que, sí, podría serlo. Tenemos algunas otras herramientas en un Data Lake que hemos creado, que sería donde introducimos toda la información y que sería nuestra base de datos gigante y después, mediante distintos programas de business intelligence adecuamos la información para cada departamento que lo necesite. Eso nos permite dar respuestas a las necesidades del momento; tenemos informes abiertos en los que podemos analizar distintos aspectos e ir incorporando nuevos. Por ejemplo, el psicólogo necesita saber también las notas académicas de un jugador, la carga que está teniendo, los minutos que está jugando y las lesiones. Con todo ello se puede generar un informe que es justo lo que el psicólogo necesita en ese preciso momento. Desde distintas fuentes conseguimos tener ese informe.

Nos podéis hablar un poco de vuestro depar­tamento ¿Qué objetivos tenéis? ¿Qué papel juega Soccer System Pro?

Desde que empezamos a usar Soccer System Pro hasta ahora hemos adecuado la herramienta a nuestras necesidades, a nuestra metodología, y nos ofrece información exactamente de lo que nosotros queremos. Luego, hemos ido satisfaciendo las necesidades de información que tienen las diferentes unidades del club; desde lo entrenadores hasta los responsables de futbol tanto formativo como profesional. Para que esa información que les facilitamos les sea significativa y relevante.

Parece desde fuera, como si os hubierais convertido en el tercer entrenador de cada equipo. ¿Os reunís con mucha frecuencia con ellos? ¿Os consultan datos o informes en concreto?

Nos hemos convertido en una unidad de servicio enfocada al jugador y a su mejora tanto en lo personal como en lo deportivo. Partiendo de ahí, ayudamos a distintas unidades del club. Al entrenador entre ellos. Si hablamos de la base, no ayudamos tanto a ganar, sino a formar. Están instauradas, por ejemplo, revisiones de ciclos cada seis semanas, donde revisamos lo hecho hasta ese momento y lo que se puede mejorar para la siguiente desde una perspectiva multidisciplinar.

¿Cómo gestionáis esta riqueza de forma es­tructurada sin “matar” la creatividad del en­trenador?

La metodología del club está muy determinada. Los entrenadores vienen con unos objetivos que deben ir cumpliendo en los diferentes ciclos que tiene una temporada. Así se entiende que desde el inicio de la formación del jugador hasta el final se han atendido todas sus necesidades, que por supuesto son perso­nalizadas. Ayudamos a que el entrenador pueda ver si va cumpliendo con los objetivos fijados, pero el club no determina con qué medios deben lograrse. Es el entrenador quien diseña las tareas para lograr esos objetivos y tiene libertad para decidir cómo conseguir­los. Nosotros podemos sugerir qué medios son mejores para conseguirlos, pero la creatividad del entrenador es la que manda. Los datos ayudan, pero lo que se vive en el “verde”, la dirección de entrenamiento, los contextos de aprendizaje, son mucho más importantes.

Con tantos datos supongo que se pueden sacar muchas conclusiones... ¿hacia dónde creéis que va vuestro departamento?

La Real Sociedad es un club de desarrollo, no fichador. Nuestros jugadores tienen una continuidad muy grande dentro del club. Muestra de ello es que el filial tiene una media de casi 7 años de permanencia, analizamos la estabilidad de los formados en Zubieta y del resto, la edad media de los jugadores de cada equipo, segui­miento pormenorizado de los cedidos, etc. Tenemos que hilar muy fino y trabajar muy bien para conseguir sacar lo mejor de cada jugador por eso creemos que es importante que nuestro departamento se apoye en Soccer System Pro. Si un jugador que llega al primer equipo debemos tener todo su historial: lo que ha entre­nado, cuáles han sido sus planes de mejora individual, cuáles han sido sus lesiones, su percepción subjetiva del esfuerzo ante distintas dificultades de competición... En definitiva cada dato. Nuestra unidad está en pleno cre­cimiento y el reto es apasionante.

¿Dónde creéis que marcaréis una gran diferencia respecto todos esos clubs que no hayan aposta­do por un departamento como el vuestro?

Nosotros aportamos información para contrastar la opinión. Objetivamos el trabajo hecho y, en algún caso, intentamos predecir lo que puede ocurrir. En el futuro, incluso, esperamos poder prescribir. En los datos buscamos la mejora de los procesos y que las decisiones estén fundamentadas sobre su base objetiva.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil