Análisis Motorola Edge 30: un gama media con mimbres de buque insignia

Análisis Motorola Edge 30: un gama media con mimbres de buque insignia

Análisis Motorola Edge 30: un gama media con mimbres de buque insignia
Análisis Motorola Edge 30: un gama media con mimbres de buque insignia | Motorola

Estamos ante el teléfono más ligero con 5G

Motorola apuesta por un smartphone sumamente equilibrado

Hemos podido probar largo y tendido el nuevo Motorola Edge 30, un teléfono que nos ha sorprendido por sus increíbles prestaciones y su armonía tanto en las formas como en hardware que incorpora. Así, en este teléfono encontramos una serie de puntos fuertes que desbancan en buena medida a la mayoría de rivales de su gama. Tiene una cámara con un gran angular increíble, un peso que lo hace comodísimo en la mano y una capa de personalización tan escasa que hace que utilizar Android sea una auténtica delicia.

Podemos hacernos con el nuevo Motorola Edge 30 por 399€ euros en la tienda oficial de Motorola en gris meteoro.

FICHA TÉCNICA

  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 778G+,
  • Memoria RAM: 8 GB.
  • Almacenamiento interno: 256 GB.
  • Pantalla: 6,5 pulgadas, Full HD+ (2400x1080 píxeles), OLED, tasa de refresco 144 Hz.
  • Camara trasera: sensor principal 50 Mpx; gran angular 50 Mpx; sensor macro 2 Mpx.
  • Camara delantera: 32 Mpx 0,7nm apertura
  • Conectividad: 5G, 4G, bluetooth 5.2, Wifi 6E.
  • Sensor de huellas bajo la pantalla.
  • Batería: 4020 mAh con carga rápida 33W.
  • Peso: 155 g.
  • Dimensiones: 159,38 x 74,236 x 6,79 mm
  • Versión de Android: 12.
  • Capa de personalización: MyUX.

UN TELÉFONO ESTÉTICAMENTE LLAMATIVO

Análisis Motorola Edge 30: un gama media con mimbres de buque insignia

| Motorola

Estamos ante un teléfono rectangular, con los bordes redondeados y con una disposición de tres cámaras en vertical que sobresale en un módulo de un color ligeramente más claro que el de la parte trasera en un mate que resulta. El teléfono es sobrio, elegante y muy equilibrado. En el medio de la parte trasera se puede ver el logo de la marca. Lo primero que notamos al tenerlo entre las manos es su extrema ligereza. Uno de los -muchos- puntos fuertes de este terminal. Lo cierto es que sus escasos 155gr hacen que el terminal no se haga pesado en su uso en ningún momento.

Uno de los laterales es totalmente liso, mientras que el otro tiene el botón de bloquear y de subir y bajar el volumen. En la parte inferior se encuentra el altavoz y el conector USB-C, mientras que en la parte superior solo hay una pequeña muesca para el micrófono.

La parte frontal es prácticamente todo pantalla, con unos bordes mínimos adecuados a los tiempos que corren. La pantalla no tiene curvatura alguna, algo que algunos usuarios preferirán y otros no. En lo que a mí respecta, prefiero las pantallas planas. Tiene un tamaño de 6,5 pulgadas y es AMOLED, con 144Hz de frecuencia de muestreo, lo que dará una sensación de suavidad inusitada.

Su pantalla es, sencillamente, increíble. La fluidez con la que se mueve con esos 144Hz hace que sea uno de los máximos puntos fuertes del terminal. Lo cierto es que se ve bien en prácticamente cualquier condición lumínica y en general ofrece un rendimiento muy bueno tanto para ver vídeos como para videojuegos. Hablando de videojuegos...

UNA RENDIMIENTO ESPECTACULAR EN EL GAMING

En este motorola se pueden disfrutar todos los juegos que hay actualmente en el mercado. Algo que no es especialmente raro, ya que hoy en día prácticamente cualquier juego funciona con soltura en los procesadores de hoy en día.

Además, es de esperar que en su gama sea capaz de poder con todo. El rendimiento en juegos exigentes como Asphalt, APEX Legends o Call of Duty Mobile, también para la emulación de copias de seguridad incluso hasta PS2. El problema es el de siempre, la batería vuela en estas circunstancias, algo que no es un problema propio de este terminal, sino propio de la propia tecnología del momento.

Si nos centramos específicamente en este terminal, la increíble pantalla hace que la experiencia sea vibrante y disfrutable como en pocos terminales.

Además, Motorola incorpora un modo gaming que permite hacer determinadas funciones que lo hacen muy interesante: grabación de pantalla, bloqueo de llamadas, notificaciones, detector de oscuridad...

BATERÍA QUE CUMPLE PERO SIN BRILLAR

Quizás este sea uno de los puntos más flacos del terminal. Sin llegar a ser un gran error, lo cierto es que si que se queda un poquito corta. Aguanta todo el día con un uso relativamente intensivo (usar la cámara para fotos esporádicas, WhatsApp, redes sociales, compartir internet...) pero llega a las últimas horas de la noche renqueando y con dificultades. Fuera de eso, lo cierto es que sus 4020 mAh cumplen con lo que cabe de esperar de ellos.

Por otro lado, la carga rápida es un auténtico salvavidas. En poco más de 50 minutos tienes la batería totalmente cargada, por lo que con poco tiempo de espera tu terminal siempre estará listo para prestar batalla.

Análisis Motorola Edge 30: un gama media con mimbres de buque insignia

| Motorola

UNA CAPA DE PERSONALIZACIÓN MÍNIMA

El Motorola Edge 30 no tiene capa de personalización prácticamente. Esto hace que la experiencia sea prácticamente propia de utilizar Android puro. En este sentido, es una experiencia realmente interesante y hace que el rendimiento sea mucho mejor que en otros terminales. Motorola ha sido muy inteligente y su personalización se limita a lo básico, una aplicación de consejos, una aplicación para el modo gaming y poquito más. Esto hace que nos libremos del incómodo bloatware y que el dispositivo se convierta en una experiencia muy agradable en su uso. Cuando descubras las bondades del Android puro, no querrás volver a ningún otro teléfono.

UNA CÁMARA DE OTRO PLANETA

Decir que la cámara es realmente buena es quedarse corto. La cámara es espectacular en el rango en el que se mueve este Motorola Edge 30. Para empezar, es el mismo set de cámaras que el de su hermano mayor, el Motorola Edge 30 Pro, motivo por el que hereda todas sus grandes ventajas y sus pequeñas carencias. En ese sentido, estamos ante el mejor set de cámaras de su gama.

Cuenta con tres lentes, la primera una general de 50MP, después un ultra gran angular de 50MP que hace que sea uno de los pocos teléfonos en los que esta lente tiene verdadero sentido y finalmente un macro de 2MP.

Estamos así ante un set de lentes de derribo que permite hacer unas fotografías realmente nítidas y bonitas sin necesidad de saber utilizarla realmente. La cámara incluye un gran número de funcionalidades, como es el caso de una cámara rápida, una cámara lenta, una versión "Pro" para aquellos que saben jugar con los parámetros de las fotografías...

Análisis Motorola Edge 30: un gama media con mimbres de buque insignia

| SPORT.es

Análisis Motorola Edge 30: un gama media con mimbres de buque insignia

| SPORT.es

Análisis Motorola Edge 30: un gama media con mimbres de buque insignia

| SPORT.es

Análisis Motorola Edge 30: un gama media con mimbres de buque insignia

| SPORT.es

Por su parte, la cámara frontal cumple, sin más. Sus 32MP son funcionales y captura con bastante soltura las fotografías. Sin embargo, tampoco es que brille especialmente, aunque para el uso que se le da a esta cámara tampoco hace falta mucho más.

CONCLUSIONES FINALES

El nuevo Motorola Edge 30 se ha convertido en un teléfono imprescindible para la gama media, ya que por funcionalidad y prestaciones realmente parece que es de gama alta. Es un teléfono que cautiva y enamora. Sin duda, se ha convertido en uno de los mejores teléfonos de este año.

Podemos hacernos con el nuevo Motorola Edge 30 por 399€ euros en la tienda oficial de Motorola en gris meteoro.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil