Análisis Microsoft Surface Laptop 4: Elegancia y productividad

La firma renueva su línea de portátiles y nosotros os comentamos nuestra experiencia con ellos

Mismo concepto y diseño que el Surface Laptop 3, Microsoft aún tiene margen de mejora para hacer frente a sus principales competidores en este sector

Surface Laptop 4 3
Frontal del Surface Laptop 4 | sport

Antonio Vallejo Taslimi

Los esfuerzos de Microsoft por ofrecer una línea de productos de hardware variada y para todos los gustos han dado sus frutos. Desde hace años la compañía trabaja en hacer evolucionar el sello de Surface, el cual nos ha traído fantásticos equipos y tabletas, y que ahora la familia es más grande que nunca. Desde portátiles, hasta convertibles, pasando por dispositivos móviles con doble pantalla, la gama Surface de Microsoft ha ido adquiriendo cada vez más relevancia. El producto del que hablamos hoy es el sucesor directo del Surface Laptop 3, y que con cambios algo escuetos, aunque notorios, ha refrescado esta gama de equipos portátiles con procesadores de nueva generación.

Disponer de un portátil diseñado enteramente por Microsoft tiene sus ventajas. Si bien es la misma firma la encargada de ofrecernos Windows 10 y todo su ecosistema, es tentador pensar que aquella que se encarga del software, hará un buen trabajo de optimización y diseño en cuanto al hardware. Y ciertamente en la gran mayoría de casos es así. La Surface Laptop 4 goza con un nivel de funcionamiento glorioso a la hora de trabajar con Windows 10, ofreciéndonos en esta parte todas las ventajas y bondades que podemos esperar de una máquina pensada para ejecutar este sistema operativo. Sin embargo, este portátil dispone de una serie de carencias claras que a priori pueden ser razones más que de sobra para no escoger uno de estos equipos. A través de este artículo intentaremos exponeros todas esas cuestiones, no sin antes dejaros bajo estas líneas la tabla de especificaciones técnicas del modelo que hemos podido analizar.

Pantalla IPS LCD 15 pulgadas, 2256 x 1504 (3:2)
Táctil
Procesador AMD Ryzen 7 4980U
Gráfica Radeon Graphics
Memoria RAM 16GB RAM DDR4 2400 MHz
Almacenamiento 512GB SSD NVMe
Sistema Operativo Windows 10
Batería 47,4Wh (Hasta 17,5h autonomía)
Puertos 1xUSB-A,1xUSB-C, Jack 3,5mm, Surface Connect
Peso 1,5kg
Características Windows Hello, teclado retroiluminado, HD Webcam, Bluetooth 5.0, WiFi 6

DISEÑO ELEGANTE Y MINIMALISTA

El diseño de este equipo portátil es sencillamente sublime. Si bien esta podría ser la parte más subjetiva de nuestro texto, lo cierto es que consideramos que la Surface Laptop 4 dispone de un diseño y elegancia que no dejará indiferente a nadie. Desde hace años el minimalismo ha conquistado gran parte de los diseños en la electrónica de consumo, y obtener un portátil tan fino, ligero y capaz de todo a la hora de trabajar con él, son razones altamente atractivas. Su peso en total es de unos 1,5kg. Si bien es cierto que no se trata del equipo más ligero que hemos tenido en nuestras manos (no olvidemos nuestro análisis del LG Gram, el cual su versión más completa pesa 1,35kg), hay que tener en cuenta que la Surface Laptop 4 dispone de robustos materiales de construcción, algo que en cuento a peso puede jugar en su contra. Y es que la Surface Laptop 4 está construida a partir de una aleación de magnesio, la cual hace muy resistente a la par que ligero este portátil.

Además de su elegante diseño, la Surface Laptop 4 dispone de un fantástico panel IPS de 15 pulgadas y resolución de 2496 x 1664 píxeles. Con una relación de aspecto 3:2 y además de ser táctil, siendo compatible con el Lápiz de Surface, esta pantalla dispone de una calidad excepcional, donde visualizaremos con todo lujo de detalles cualquier acción que estemos realizando en el equipo. Sin embargo uno de los inconvenientes que nos hemos topado a la hora de trabajar con el producto es su escaso brillo en entornos luminosos. Para añadir más leña al fuego, el panel capta todo tipo de reflejos, por lo que puede que consideres cuidar la iluminación del entorno antes de ponerte a trabajar con este equipo. Quizás el problema puede ser bastante más leve que lo descrito, pero simplemente habrá que tener en cuenta que no hay una mejora sustancial en este aspecto y que el brillo del equipo es, sin dar más rodeos, mediocre. Hay que tener en cuenta además de que el Surface Laptop 4 tiene una versión de 13,5 pulgadas con las mismas especificaciones en pantalla.

Surface Laptop 4

| sport

Prosiguiendo con el diseño general de este equipo, uno de los aspectos que más nos han gustado también es su teclado. Y es que la facilidad en la que se nos amoldan los dedos en cada una de las teclas y su leve sonido al pulsar sobre ellas, hacen que notemos una agradable sensación mientras estamos frente al equipo. Como viene siendo habitual, el teclado dispone de varias teclas multimedia para controlar el volumen y brillo de la pantalla. Además, incorpora hasta tres niveles de retroiluminación, algo que verdaderamente es de agradecer. No obstante, quizás hubiera mejorado la experiencia con el teclado mediante unas flechas de dirección algo más separadas entre sí. En cuanto al touchpad, también es amplio y con bastante margen de recorrido para controlar el puntero y sin botones adicionales.

Quizás uno de los problemas más sonados y que más se han penalizado en los Surface Laptop son su escasez de puertos. En el Laptop 4 nos encontramos con un USB-C, un USB-A, un puerto de Jack para auriculares, y el Surface Connect Port para cargar la batería del equipo. Además, en el propio transformador, encontramos un puerto USB-A adicional. Sin embargo, y como ya habéis podido ver, el equipo carece de puerto de interfaz multimedia como podría ser un HDMI, DisplayPort, etc. De esta manera, Microsoft sigue sin ofrecer este puerto en sus equipos, pretendiendo que la Surface Laptop se utilice como un dispositivo totalmente inalámbrico. Este hecho, aunque hace que ganemos en ligereza y simpleza, deja de ser práctico, obligándonos en muchas ocasiones a adquirir adaptadores para ampliar los puertos o para añadir algo tan simple como un HDMI. La única vía para conectar nuestra Laptop a una pantalla externa es a través del USB-C.

RENDIMIENTO A LA ALTURA

Como ya habéis podido comprobar a través de la tabla de especificaciones técnicas, el Surface Laptop 4 dispone de un procesador Intel i7 de onceava generación, aunque también hay una versión que incorpora el AMD Ryzen 7 4980U, siendo la versión de la que os estamos hablando en este artículo. Aunque si vamos a la información de nuestro equipo en Windows, veamos que el procesador que dispone esta versión es un ‘AMD Ryzen 7 Microsoft Surface Edition’, se trata básicamente de un 4800U modificado para este equipo. No obstante, el rendimiento es prácticamente idéntico al procesador que hacemos mención, aumentando ligeramente la frecuencia base. Contamos con una CPU que va desde los 2,0 GHz hasta los 4,4 Ghz, con 8 núcleos de proceso, 16 hilos y un TDP de 15W. Se trata básicamente de un procesador que rendirá francamente bien en prácticamente todos los apartados para los que han sido concebidos este portátil. Quizás optar por la Zen 3 de AMD, dada que ya está a la venta, hubiera sido lo ideal, aunque todo apunta a que tendremos que esperar a la siguiente generación de portátiles para ello. Además y como recomendación, escoger una Surface Laptop 4 para un uso enfocado al gaming no sería lo idóneo. No porque no se puedan ejecutar según qué juegos con este hardware, ya que aquellos juegos competitivos, o los cuales aquellos que no requieran de un alto procesamiento gráfico, se podrán ejecutar sin problemas. El inconveniente es la ventilación y el diseño general de este dispositivo, el cual no ha sido pensado para este propósito y que creemos es escasa para hacer frente a los últimos juegos.

Teclado del Surface Laptop 4

| sport

Además de incluir versiones de hasta 1TB de almacenamiento SSD, la Surface Laptop 4 viene en configuraciones de 8GB, 16GB y 32GB LPDDR4X de 3733 MHz para procesadores Intel, y DDR4 a 2400 MHz en el caso de AMD. Aquí os recomendamos escoger la memoria que creéis que vais a necesitar, ya que viene soldada a la propia placa y no podremos actualizar nuestro equipo con otras pastillas de RAM.

AUTONOMÍA

En cuanto a la autonomía, Microsoft afirma que el equipo nos durará hasta 17,5 horas en la versión de AMD, frente a las 16,5 horas de la versión con procesador Intel de 11º generación. Esto como siempre depende del uso que le demos al dispositivo. En nuestro caso, la Surface Laptop 4 ha aguantado ferozmente a un día completo de tarea. Son mejoras bastante sustanciales en relación a la Surface Laptop 3, y que junto a los nuevos procesadores, son prácticamente los únicos cambios que la compañía ha introducido en esta nueva línea.

CONCLUSIÓN

En definitiva, el Microsoft Surface Laptop 4 se trata de un equipo muy capaz para hacer frente a todo tipo de tareas enfocadas a la productividad. Con su diseño ultrafino y elegante, y fantástico panel, no hay duda de que es una gran herramienta de trabajo, sobre todo gracias a su buena autonomía. En cambio, puntos tales como la escasez de puertos, el no incluir una entrada HDMI, o no poder actualizar la memoria RAM, pueden ser razones de suficiente peso para retractarse a la hora de adquirir este producto, más si ya disponíais de la Surface Laptop 3.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil