Rakitic: "Una final se juega para ganarla y vamos a intentarlo"

El croata tiene "respeto pero no miedo" al rival en la Supercopa de Europa, el Bayern Múnich

"Se siente mucho orgullo de poder representar de nuevo al Sevilla en una final", se sinceró

Rakitic, en una imagen de su presentación
Rakitic, en una imagen de su presentación | AFP

El jugador del Sevilla Ivan Rakitic afirmó en vísperas de la Supercopa de Europa entre su equipo, al que ha vuelto después de seis años en el Barcelona, y el Bayern Múnich que le tienen "mucho respeto, pero no miedo", al campeón de la Champions League y que "una final se juega para ganarla" y los sevillistas van "a intentarlo".

EFE

Ivan Rakitic

El internacional croata, que acaba de anunciar su despedida de la selección de su país en la que "es quizás la decisión más difícil" de su carrera, dijo a los medios del Sevilla que este jueves en el Púskas Arena de Budapest quieren "intentarlo, hacer un gran partido" y "disfrutar ante el mejor equipo" de Europa e "intentar hacerles sufrir".

"Se siente mucho orgullo de poder representar de nuevo en una final al Sevilla, sabiendo lo que significa. Poco a poco van empezando los nervios, pero todo muy positivo y con muchas ganas de jugar la final. Creo que no hay que cambiar muchas cosas, pese a la dificultad de jugar ante el Bayern", declaró.

El centrocampista, de 32 años y que tras su exitosa etapa como barcelonista ha regresado al Sevilla, en el que ya jugó desde enero de 2011 hasta el verano de 2014, dejó claro que son conscientes de que "el Bayern ha mostrado su superioridad" y, por ello, le felicitan "por la Copa de Europa, pero mañana es otro partido".

Se mostró seguro de que el conjunto bávaro también piensa en el potencial de un equipo sevillista que se ha "ganado el respeto de Europa" y en el que saben que "todo es posible" si consiguen jugar "un gran partido", poniéndole "las cosas difíciles y peleando por el título".

Ivan Rakitic, que levantó como capitán el trofeo de la Liga Europa ganado por el Sevilla en 2014 ante el Benfica en Turín, afirmó que se notan las buenas vibraciones que ha dejado el sexto título de este torneo conquistado en agosto en Colonia, por lo que están "enchufados" y "preparados para competir ya".

Según el croata, en estos años el Sevilla "ha crecido mucho y ha dado un paso importante al siguiente nivel", por lo que ha visto "muchos cambios y las posibilidades son distintas a las que había" cuando dejó el club en 2014.

"Eso me alegra y me da tranquilidad de poder seguir avanzando, porque hay todavía un gran camino por delante. Se unen muy bien las dos ambiciones. Es lo que me transmite la gente del club, las ganas de seguir compitiendo", indicó el internacional por Croacia, que destacó que en el Sevilla forman "una gran familia" y ojalá puedan repetir la "increíble" experiencia de conquistar otro título.

Aún así, admitió que son conscientes de la dificultad porque el Bayern "es uno de los pocos equipos que ha conseguido ir hasta el siguiente paso en los últimos años, es muy competitivo y tiene una gran plantilla" y "un entrenador (Hansi Flick) que lleva poco tiempo, pero los conoce perfectamente y transmite todos los detalles".

Sobre la despedida de su selección, Rakitic, que en Budapest jugará su partido oficial número 150 con el Sevilla, declaró que "es quizás la decisión más difícil" de su carrera, la que "ningún jugador quiere que llegue, pero después de 13 años, 106 partidos y todo lo vivido en Rusia" cree que "ha llegado el momento perfecto" de "apoyar" a Croacia "desde casa". 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil