El juicio al Rambo de Requena se celebrará en el mes de marzo en Teruel

Afronta 61 años de prisión por intentar matar a dos guardias civiles

Abajo a la derecha, el rostro del Rambo de Requena. En la imagen principal, el coche en el que huyó.
| sport

L. M. G.

La Audiencia de Teruel ha fijado los días 22 y 23 de marzo para juzgar a Pedro Lozano, es decir, al conocido como Rambo de Requena quien protagonizó una huida en la que emuló a Igor el Ruso hasta el punto de disparar contra dos guardias civiles. Por suerte, no murieron como sí ocurrió con las víctimas del triple crimen de Andorra. Afronta una condena de 61 años, que solicitan los agentes a los que se enfrentó, representados por el abogado Jorge Piedrafita, y de 29 años que pide la Fiscalía Provincial de Teruel y la AUGC.

Una elevada solicitud de condena que responde a una larga lista de delitos por los que se sentará en el banquillo como son dos asesinatos en grado de tentativa, lesiones graves, atentado, tenencia ilícita de armas, robo en casa habitada, hurto de uso de vehículo, conducción temeraria y coacciones.

Okupó una residencia de la localidad turolense de El Castellar para esconderse de la Guardia Civil de Valencia que le venía buscando por robos en viviendas. Allí estuvo hasta el 8 de junio del 2020. Durante su estancia, causó daños en elementos del inmueble, y se apoderó de menaje de la vivienda, llevándose, entre otras cosas, una manta, dos toallas, una colcha, una perola, un recipiente y un sacacorchos. Un modus operandi que usó en Valencia. También entró en otra vivienda del municipio donde se apoderó de una carabina de aire comprimido y de un todoterreno Suzuki. Le siguieron, pues previamente habían recibido el aviso del robo de dicho turismo.

No conocía la zona y se introdujo con el vehículo en un callejón sin salida. Al verse acorralado, bajó del vehículo de espaldas a los agentes, ocultando la escopeta que portaba, y, sin previo aviso ni justificación, comenzó a disparar contra ellos. A los dos les apuntó a la cabeza, alcanzando a uno al que hirió en el brazo y el abdomen.

Tras ello continuó la huida a pie, accediendo a una cochera donde robó otro coche, circulando de forma temeraria hasta Andorra donde tuvo un accidente. Pero eso no le amilanó puesto que robó otro a punta de pistola. Finalmente fue abatido.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil