Un joven secuestrado en Zaragoza conduce a sus captores hasta una comisaría

El asunto está relacionado con la rivalidad entre bandas latinas por el tráfico de drogas

Uno de los detenidos es custodiado por dos policías tras un registro en su domicilio de la calle José Zamoray.
| ANDREEA VORNICU

L. M. G. / F. V.

Insólita situación la que se vivió este viernes en la comisaría de expedición de DNI y pasaportes del paseo Teruel de la capital aragonesa. Un joven que entró este viernes con otro en esta oficina del DNI de Zaragoza denunció que llevaba dos días secuestrado, sufriendo extorsiones y amenazas, tanto por la persona que le acompañaba, de estética latina, como por otras dos que aguardaban fuera. Los secuestradores eran dos hombres y una mujer, y uno de ellos menor de edad. Al parecer, la víctima hizo creer a sus captores que tenía retenido su documento de identidad y que debía recuperarlo. Hay por el momento tres detenidos.

El presunto secuestrador fue detenido en el acto, mientras que momentos después lo fueron los otros dos sospechosos nada más entrar en la oficina de los carnets de identidad, que se halla ubicada en una de las comisarías de la capital aragonesa.

Los supuestos secuestradores no ofrecieron resistencia cuando fueron detenidos, una intervención que se realizó con las puertas cerradas para evitar que entraran al recinto personas que van a diario a realizar trámites relacionados con la renovación de los documentos de identidad. 

Vehículo policial en una de las calles de El Gancho durante un registro policial. | ANDREEA VORNICU

Los detenidos por el secuestro podrían estar relacionados con la banda latina Black Panthers, rival de los Dominicans Don’t Play, que han protagonizado en los últimos tiempos peleas a machetazos en la capital aragonesa y que suelen estar envuelta en asuntos de tráfico de drogas que derivan en el uso de la violencia.

Los hechos se produjeron sobre las 11.00 horas de ayer. La víctima logró separarse del joven que lo retenía y se dirigió a uno de los policías que atienden al público, según pudo saber El periódico de AragónEn tono suplicante, le pidió ayuda inmediata y urgente diciéndole que le habían secuestrado el pasado miércoles y que lo estaban amenazando y extorsionando.

Acto seguido, el agente que intervino en primer lugar avisó a sus compañeros e inmediatamente fueron detenidos los otros sospechosos nada más pasar al local. Se trata de dos adultos españoles y de un menor de edad de nacionalidad rumana.

Los tres fueron trasladados acto seguido a dependencias policiales a prestar declaración. Y, ya por la tarde, la Policía practicó una entrada y registro en el domicilio de uno de los detenidos, en la calle José Zamoray del Casco Histórico, una de las más degradadas de la capital aragonesa, como vienen denunciando las asociaciones de vecinos.

Deuda por tráfico de drogas

El Grupo de Homicidios se ha hecho cargo de la investigación, así como la Brigada de Información de la Jefatura Superior de Policía de Aragón. En principio, los indicios apuntan a que se trata de un asunto entre bandas latinas relacionadas con una deuda por tráfico de drogas en el que puede estar implicado el grupo Black Panther, una banda latina, en la misma línea de delincuencia violenta de los Dominicans Don’t Play (DDP) .

Pero los DDP han sido objeto de una intensa persecución por parte de la Policía en Aragón, que ha desarticulado la banda en gran medida, si bien parece haberse recuperado y el enfrentamiento entre ambos grupos rivales persiste por el control de la compraventa de sustancias estupefacientes, lo que da lugar a peleas de gran violencia ocasionalmente. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil