El 'estafador del amor', a juicio por vender en un Cash Converter un ordenador robado a una mujer

El 'estafador del amor', a juicio por vender en un Cash Converter un ordenador robado a una mujer

Albert Cavallé, conocido como el estafador del amor.
| sport

El fiscal pide para Albert Cavallé un año y medio de cárcel por "traficar" con un portátil que "dos hombres" sustrajeron a la víctima "dándole un tirón" en una calle de Barcelona

Ocurrió, a plena luz del día, en el Paseo de Fabra i Puig, en el distrito barcelonés de Nou Barris. Una mujer catalana de 44 años iba caminando por la calle sobre las siete de la mañana del 3 de julio de 2018 cuando "dos hombres, vestidos con chándal de color oscuro", se le acercaron por detrás y le robaron "dándole un tirón" el maletín de color negro que llevaba colgado del hombro, según ha sabido CASO ABIERTO, el canal de investigación y sucesos de Prensa Ibérica.

Los dos ladrones salieron corriendo con el bolso de su víctima, que dentro llevaba un Ipad, un ordenador portátil, de la marca Toshiba, valorado en 1.200 euros y un juego de llaves de la casa donde vivía la mujer, así como su documentación.

Cambió la cerradura

La víctima denunció los hechos en una comisaría de los mossos d'esquadra ese mismo día, pero no pudo aportar más detalles sobre los autores del robo que permitieran identificarlos y detenerlos, así que cambió la cerradura de la puerta de su piso y esperó a que la investigación diera algún resultado.

Apenas un mes después, la mañana del 1 de agosto, los mossos encontraron y recuperaron parte del botín a diez kilómetros del lugar en el que la mujer fue atacada. Un hombre de 36 años, residente en Barcelona, había vendido el ordenador sustraído a una tienda de compraventa de artículos de segunda mano, un Cash Converter del barrio de Sants, por 380 euros. Se trataba de Albert Cavallé, ya entonces conocido como el 'estafador del amor' después de que una veintena de mujeres le denunciaran por engañarlas para que le entregaran dinero mientras mantenían una relación sentimental.

Mercado de los Encants

Este martes Cavallé se sienta en el banquillo del juzgado de lo penal número 19 de Barcelona acusado de un delito de receptación para traficar con objetos robados. Según ha sabido CASO ABIERTO, la Fiscalía le pide un año y medio de cárcel. Él defiende que es inocente. Asegura que no tiene nada que ver con el robo ni conoce a los dos delincuentes que lo ejecutaron y que incluso desconocía que el ordenador hubiera sido sustraído.

Cavallé, representado por el abogado David Sans, afirma que compró el portátil, unos días antes de revenderlo, en el Mercado de los Encants, en la Plaza de Las Glorias, donde ya había adquirido, en otras ocasiones, un televisor y un altavoz inalámbrico bluetooth, y que, aunque no recuerda el precio por el que compró el ordenador, este no era "anormalmente bajo" como para que le hiciera sospechar de que podía tratarse de un objeto robado.

Ordenadores de otras mujeres

El acusado, que tiene antecedentes penales por estafa, apropiación indebida, simulación de delito y denuncia falsa, ya ha sido condenado varias veces por apropiarse de ordenadores y otros objetos de valor que pertenecían a las chicas a las que engañaba. En noviembre, la Audiencia de Barcelona le impuso una pena de tres años y medio de prisión por embaucar a su primera novia para quedarse con 60.000 euros, un vehículo Jeep Cherokee, un portátil, un televisor y un teléfono móvil.

El recorrido delictivo de Cavallé se remonta a hasta nueve años atrás. En 2013, una mujer de Gavá (Barcelona), que lo conoció en una página de contactos y pasó una noche con él, denunció que cuando ella se despertó a la mañana siguiente el estafador se había marchado y la había desplumado, llevándose, entre otras cosas, su ordenador: "Lo primero que eché en falta fue mi portátil, lo tenía sobre uno de los muebles del comedor, junto con el cargador; también se había llevado un monedero con dinero en metálico". Cavallé fue condenado a pagar una multa por un delito de hurto.