Uno de los acusados de la violación de Mislata: "Si denuncias, vais a arder como ratones"

La Policía Nacional detiene a los cinco hombres que violaron en manada a una mujer con discapacidad psíquica y a la pareja de uno de ellos

Dos de los presuntos violadores suben al furgón policial tras su detención.
| sport

Teresa Domínguez

La Policía Nacional ha detenido a los cinco hombres que el pasado día 3 sometieron a una brutal violación en manada a una mujer con discapacidad psíquica en un asentamiento de Mislata, tal como adelantó en exclusiva Levante-EMV, diario del mismo grupo, Prensa Ibérica, que este periódico. Además, han arrestado a la pareja de uno de los violadores, quien en los días siguientes amenazó de muerte a la víctima diciéndole que si denunciaba lo sucedido "os voy a quemar el camión y vais a quemaros como los ratones".

La Jefatura Superior de Policía de València informó ayer de las detenciones y matizó que los investigadores "han proporcionado atención integral eficaz tanto a la víctima como a su pareja sentimental", ambos en situación de exclusión social. De hecho, desde que la Policía conoció lo sucedido, se les buscó, a través de los servicios sociales, recursos habitacionales y ayuda económica que está ya en tramitación.

La detención, realizada por agentes del grupo de Agresiones Sexuales de la Unidad de Familia y Atención a la Mujer (UFAM) de la Jefatura Superior de Policía de València, se materializó el martes pasado, después de que los investigadores lograsen identificar primero y localizar después a los sospechosos, ya que se habían ido del asentamiento de infraviviendas en cuanto supieron que la Policía los buscaba. Los presuntos agresores fueron apresados en Torrent y Xirivella con la ayuda de las patrullas de Seguridad Ciudadana, a partir de que los investigadores los pusieran en busca y captura.

La vejaron y se burlaron de su discapacidad: "Eres una tonta y una puta"

Tal como adelantó este periódico, la víctima residía en aquel momento con su pareja en un camión, cerca de las infraviviendas de los agresores. Desde el 13 de diciembre, uno de ellos, que se había ganado la confianza de la pareja, aprovechaba las salidas de este para agredir sexualmente a la mujer cuando la veía a solas, tras lo cual la amenazaba para que no lo delatase.

Esas agresiones se fueron sucediendo en el tiempo y, el 3 de enero, se repitió de nuevo, pero, además, en esta ocasión, el agresor sexual se la llevó a una de las infraviviendas donde llamó a los demás y fueron violándola uno tras otro. La violación en manda solo cesó cuando vieron que el novio de la mujer regresaba, y la dejaron salir.

La mujer, que perdió la noción del tiempo mientras duró la violación y quedó completamente en shock, no se atrevió a contarle nada a su compañero, pero finalmente lo hizo entre lágrimas cuando él le insistió al ver su estado de aturdimiento y abatimiento. Aún así, siguieron sin denunciar, porque ella temía las continuas amenazas de muerte, de las que les creía capaces ya que sabía que eran "gente peligrosa".

"Vamos a usarla como un trapo"

La investigación policial ha corroborado que los agresores, que mientras la violaban se mofaron de su discapacidad y la vejaron e insultaron, con frases como estas: "Como no está su novio, vamos a aprovecharnos de ella, vamos a usarla como un trapo", "como denuncies, os mandamos a unos pa (sic) que os maten" o "esta es una tonta y una puta". En definitiva, llegaron a crear en ella un estado de terror tal, que no acudió a la policía, ya que, además, no tenían a dónde ir, ni ella, ni su pareja.

Unos días después, cuando finalmente su compañero les recriminó lo que le habían hecho, lo cogieron por el cuello y, estrangulándolo, le volvieron a amenazar con matarlos a los dos. Fue entonces, ante el temor de que le hicieran daño a él, cuando la mujer llamó a la Policía, que desplazó un coche patrulla al lugar, lo que dio origen a la investigación que ahora ha permitido detener tanto a los autores materiales de la violación grupal como a la mujer de uno de ellos, por las amenazas de muerte.

Los seis arrestados, tres de los cuales ya tenían antecedentes policiales por delitos que la Policía no ha detallado, han pasado ya a disposición de la jueza de Mislata que investiga el caso desde el inicio.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil