Las niñas ya pueden soñar en grande

Las niñas ya pueden soñar en grande

Leila
| David Ramírez

Leila Ouahabi enfoca el presente en la UWCL y el futuro para consolidar una nueva era del fútbol femenino

“Cuando vi a tanta gente en el Camp Nou y el número de asistentes definitivo, me invadió una felicidad brutal"

“Cuando vi a tanta gente en el Camp Nou y el número de asistentes definitivo, me invadió una felicidad brutal. Hemos luchado tanto que ver que lo estamos consiguiendo es muy emocionante”. Aún se le pone un poquito la piel de gallina. Y esa sonrisa que tanto la caracteriza se ilumina recordando ese momento.

“Pero hay que seguir jugando, compitiendo y luchando. Ese es el enfoque: continuar cumpliendo sueños y objetivos como hasta ahora -asegura Leila Ouahabi-, además de crecer personalmente. Todavía quedan muchas cosas por hacer y por luchar en el fútbol femenino”. 

Desde aquellos años en los que ella compartía tierra y balón con un grupo de chicos han pasado muchas cosas. Si la veteranía es un grado, ella lo tiene en mayúsculas. Jamás imaginó vivir lo vivido hace apenas unas semanas y ya tiene por delante otro Camp Nou con el cartel ‘sold out’ colgado en la puerta del estadio.

Estamos ante una nueva era -asegura- de la que el Femení es protagonista. Ahora las niñas ya tienen referentes y ya pueden soñar en grande y en ser grandes. Ya pueden luchar por lo que quieren y es un orgullo poder formar parte de ello. Esto es importantísimo para la sociedad”.

Casi le explotó el teléfono de tantos mensajes que recibió. De los suyos. De su núcleo duro. De su gente… Hija de marroquíes, le pregunto por la familia de allá y cómo viven algo que allí es impensable. “No tengo demasiado contacto pero sé que sienten orgullo por todo lo que estoy consiguiendo”. 

‘Ser del Barça és el millor que hi ha’. También para Leila, por supuesto. “Es un privilegio ser una de las jugadoras de este equipo -afirma- y siento mucha satisfacción al ver todo lo que estamos logrando como grupo y como personas. Compartir vestuario con estas compañeras y vivir aquí este cambio y el crecimiento del fútbol femenino es maravilloso”.

Éste es su presente. ¿Futuro? ¿Algo relacionado con el fútbol o cerrará esta carpeta? “Aún me quedan años en activo y los voy a disfrutar. Ya pensaré que es lo que puede venir mañana”, asegura la jugadora. De momento, celebra esos veintinueve años a lo grande. Tanto como lo es ella.

Aquí puedes leer la edición completa.

Temas