Sport.es Menú

El futuro de la sincro

Miriam Llovet, Martina Gras, Ada Martín, María Bofill y Giselle Bondia son la nueva ola de sirenas

Memma Mengual asegura que con la cantera actual está asegurada la calidad del equipo nacional en los próximos años

Gemma Mengual, con la nueva hornada de la natación sincronizada
Gemma Mengual, con la nueva hornada de la natación sincronizada | Jorge Ayala/Gaspar J. Ruiz Lindberg

La miran y la admiran. Miriam Llovet, Martina Gras, Ada Martín, María Bofill y Giselle Bondia tienen entre 14 y 16 años. Son parte del futuro de la natación sincronizada. Para ellas, Gemma Mengual es su referente.

Junto a ella, completaron la puesta en escena de la colección que presentó la firma Escorpión en la pasarela de la 080 Barcelona Fashion. Un refrescante show, con el agua y las prendas de baño como protagonistas, en el que las jóvenes nadadoras debutaron en el front row. "Estás delante del futuro de la sincro -me decía Gemma mirando con cariño a sus discípulas-. Llega una hornada muy buena y están trabajando muy bien". El papel de la campeona de sincronizada es "controlar esta base que sube y sumar junto al equipo técnico. A la Federación le preocupa que haya un buen seguimiento de las próximas generaciones y en ello estamos". 

El futuro son ellas. El presente pasa por un Mundial en Corea dentro de quince días en el que Ona Carbonell, según su ex compañera y amiga, "hará medalla seguro. Le ha ido genial tomarse un año sabático porque ha regresado con más fuerza y concentración que nunca. Ona está en un momento excepcional". Estará muy pendiente "del dúo mixto. Pau y Emma lo están haciendo extraordinariamente bien".

Y, dentro de un año, los Juegos Olímpicos de Tokio. "Allí veré a las niñas que he visto crecer -explica Gemma Mengual con cierta nostalgia-. Están muy motivadas para ir a por todas. Es un equipo bonito, con mucha calidad y que ha entendido muy bien las reglas del juego".

Lee la edición completa de Sport&Style

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil