Más sangre, carajo

Liam Cooper, capitán del Leeds, no tuvo más remedio que cambiarse entero en mitad del partido ante el Chelsea

Así de impulsivo es el central, que ya antes del pitido inicial se había encarado con un cámara

Liam Cooper, durante el Leeds United - Chelsea
Liam Cooper, durante el Leeds United - Chelsea | Europa Press

SPORT By Panenka

Liam Cooper, capitán del Leeds, no tuvo más remedio que cambiarse entero en mitad del partido ante el Chelsea. Una brecha había manchado su equipación de sangre, por lo que el escocés se vio obligado a quedarse en paños menores mientras el staff le buscaba ropa limpia.

Así de impulsivo es el central, que ya antes del pitido inicial se había encarado con un cámara. Más de un hincha en Elland Road encontrará paralelismos entre la escena de su capitán y la situación del club. Los rivales desnudan con facilidad al Leeds, que no ha sido capaz de enderezar el rumbo con Jesse Marsch y, a falta de dos jornadas, sigue en puestos de descenso. Y lo que es peor: sus jugadores, en ocasiones, parecen no tener sangre.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil