Lo que pasa en el campo no se queda en el campo

El Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudita, propiedad del príncipe Mohamed bin Salmán, ha comprado el Newcastle

Aficionados del Newcastle celebrando la compra del equipo
Aficionados del Newcastle celebrando la compra del equipo | EFE

PANENKA

SOÑAR NO ES GRATIS. De la noche a la mañana, el Newcastle se ha convertido en el club más rico del mundo. El Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudita, propiedad del príncipe Mohamed bin Salmán, se ha hecho con el histórico club inglés.

Un cuento de hadas para algunos hinchas que, túnicas y pañuelos mediante, no dudaron en rendir pleitesía a sus nuevos amos en el primer partido disputado en St. James’ Park tras la adquisición.

Un peligroso mensaje para las nuevas generaciones: el dinero como generador de ilusiones, aunque provenga de una monarquía que, como las que están detrás del City o el PSG, quiere utilizar el deporte para lavar su nefasta reputación en materia de derechos humanos.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil