Maldito diario: Miércoles, 1 de diciembre de 2021

Maldito diario: Miércoles, 1 de diciembre de 2021

Vinicius se gana su sitio ante la llegada de Mbappé
Vinicius se gana su sitio ante la llegada de Mbappé | Efe

El Balón de Oro del año que viene será joven, eléctrico, rápido, carismático y goleador

"Además, ya toca que el galardón se vaya al Bernabéu, ¿no crees?"

Muy bien, ya hemos visto la gala del Balón de Oro de 2021. ¿Qué te ha parecido? Yo creo que le faltaba glamur. En fin, un aplauso para Messi... Mentiría si te dijera que no he celebrado más de un gol de los que marcó el argentino con el Barça.

Todos tenemos un pasado y, visto lo visto, en mi adolescencia tampoco tenía demasiada puntería a la hora de escoger un equipo al que animar. Pero, a lo que vamos: estoy un poco harto de tanto veterano dominando el cotarro. ¿Y si dejamos paso a la nueva generación?

El reinado de Ronaldo y Messi se acerca a su fin. Ha llegado el momento de los jugadores ligeramente peores. Ha llegado nuestro momento. Es inevitable, así que más vale que unos y otros estén preparados, porque el ganador de 2022 será muy distinto. Hay que centrarse en el futuro.

Mírame y dime: ¿cuál va a ser el futbolista que va a dominar esta temporada? ¿De verdad no lo sabes? Si solo hace falta ver unos cuantos highlights para darse cuenta. Te doy una pista: el Balón de Oro del año que viene será joven, eléctrico, rápido, carismático y goleador. Arranca por izquierda, encara en la frontal y golazo. ¿Te suena?

Exacto, Neymar sería ideal, pero anda lesionado. Así que si no lo gana él, ahí estoy yo, listo para recogerlo. Es lo mismo que he hecho con el Real Madrid: recogerlo del suelo cuando por allí ya no quedaba casi nadie. Además, ya toca que el galardón se vaya al Bernabéu, ¿no crees?

Así que, si no fichamos a Mbappé, me ofrezco voluntario. Porque estaremos de acuerdo en que lo de hacer campaña en favor de mi colega Benzema no ha terminado de cuajar. Pobre Karim, ya sabes que los franceses no lo acaban de tragar.

Me toca a mí. Piénsalo, querido diario, sería la historia del año: el jugador infravalorado, el delantero al que todos acusaban de ser una escopeta de feria, el futbolista con uno de los sueldos más bajos de la plantilla convertido en héroe de la noche a la mañana.

De lo que no estoy seguro es de si quiero que el madridismo movilice su maquinaria para apoyar a mi candidatura, que con eso han demostrado tener menos olfato que el viejo Vini.

V. Júnior