Las largas listas de espera en España sitúan a Turquía en la meca de la cirugía de obesidad

Las largas listas de espera en España sitúan a Turquía en la meca de la cirugía de obesidad

La obesidad se ha disparado a causa de la pandemia.
| Epi_rc_es

Tres sociedades científicas critican la "inasumible" espera -de hasta cuatro años- para la cirugía bariátrica que existe en la mayoría de los hospitales públicos en España | Los paquetes 'todo incluido' en Turquía -viaje, estancia e intervención- se venden por 5.000 euros (o menos), un precio que se triplica en España | A menudo los pacientes, a los que no se les hace ningún seguimiento, regresan con complicaciones, advierten desde la Sociedad Española de Obesidad

Turquía lleva tiempo peleando por encabezar el ranking mundial de turismo sanitario. Al país viajan cada año miles de españoles para someterse a injertos capilares low cost, pero, además, se ha convertido en la meca de pacientes con obesidad grave que, por 5.000 euros, o menos, pasan por quirófano en busca de solución a un gravísimo problema de salud. Algo que preocupa a los médicos que advierten: el principal motivo que empuja a ese turismo médico es la "inasumible" lista de espera para la cirugía bariátrica que existe en la mayoría de los hospitales públicos en España, donde, con 400.000 pacientes con obesidad mórbida, sólo se opera a menos del 3% y en torno a 10.000 personas se encuentran en lista de espera.

"Durante el último año se ha generalizado en las Unidades de Obesidad de los hospitales españoles la llegada de pacientes que consultan tras haber sido operados de obesidad grave en el extranjero, especialmente en Turquía". Lo han asegurado desde tres sociedades científicas -la Sociedad Española de Obesidad (SEO/SEEDO), la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) y la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad (SECO)- que muestran su preocupación por este fenómeno creciente.

La cirugía bariátrica es una intervención de alto riesgo, no exenta de graves complicaciones, recuerdan los médicos.

Desde la junta directiva de las tres sociedades recuerdan: la obesidad es una enfermedad crónica y recidivante. En algunos casos la cirugía (conocida como bariátrica y que implica el conjunto de procedimientos quirúrgicos usados para tratar la enfermedad) es una opción de tratamiento muy válida. Pero, advierten, tanto la propia dolencia como las patologías asociadas pueden suponer "un alto riesgo quirúrgico, que debe ser minimizado tras la evaluación previa por un equipo multidisciplinar".

Pacientes con complicaciones

Sin ir más lejos, por el departamento de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitari Vall d'Hebron (Barcelona), ya han pasado tres pacientes que fueron operados en Turquía, uno de ellos en los últimos días, explica a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, diario que pertenece al mismo grupo que este medio, la doctora Andreea Ciudin Mihai, tesorera y portavoz de la Sociedad Española de Obesidad (SEEDO) y coordinadora de la Unidad de Obesidad Mórbida en el centro catalán.

"Les operan, al avión y para casa" describe la doctora Andreea Ciudin Mihai, de la Unidad de Obesidad Mórbida del Vall d'Hebron (Barcelona).

En general las personas que se operan en Turquía primero acuden al médico de cabecera y se lo explican, relata la médico. En teoría, todos los pacientes deberían ir, posteriormente, a una Unidad de Obesidad para su seguimiento y así suele ser, aunque no hayan tenido complicaciones postoperatorias. "Pero da la casualidad de que dos de los pacientes que he visto en la mía, sí las han tenido y uno ha sido esta semana", describe. El motivo lo explica la especialista de forma gráfica: "Les operan, al avión y para casa".

En España, en la sanidad pública, la lista de espera puede ir de unos meses hasta un año en algunos centros, hasta llegar a los cuatro o cinco años, en otros.

Pero lo que los médicos denuncian es que la razón principal que empuja a este turismo médico es la "inasumible" lista de espera para la cirugía bariátrica que existe en la mayoría de los hospitales públicos españoles. Una lista, indica la doctora Ciudin Mihai, que "es variable" en cada hospital y depende de varios factores. En la sanidad pública, precisa la especialista, puede ir de unos meses hasta un año en algunos centros, hasta llegar a los cuatro o cinco años, en otros.

Cirugía en un hospital privado de Madrid para tratar la obesidad. | ISABEL INFANTES

Teóricamente, explica la especialista, todos los pacientes que tienen obesidad mórbida, "tendrían criterio de cirugía bariátrica, evidentemente después de una evaluación por parte de un equipo multidisciplinar". Porque, precisa, no todo es el peso y las enfermedades asociadas, que son importantes pero, también, otros criterios, "como si son adherentes a las pautas recomendadas o si no hay contraindicación por parte de psiquiatría". En principio, aclara, la obesidad mórbida supone alrededor del 6% de todas las personas con la enfermedad. Esos pacientes serían, de entrada, candidatos a operarse.

En España, con 400.000 pacientes con obesidad mórbida, sólo se somete a una intervención quirúrgica menos del 3% y en torno a 10.000 se encuentran en espera.

En Españala obesidad es una de las enfermedades más prevalentes y menos diagnosticadas de la historia. Afecta 8,4 millones de adultos y 1,5 millones de niños y para 2030 se prevé que llegue al 30% de la población adulta. Según los expertos, en nuestro país, con 400.000 pacientes con obesidad mórbida, sólo se somete a una intervención quirúrgica menos del 3% y en torno a 10.000 se encuentran en lista de espera.

En Turquía, tres veces más barato

Al mismo tiempo, someterse a este tipo de cirugía en un país como Turquía es prácticamente tres veces más económico que en España. De media, indica la especialista consultada por este diario, operarse en Turquía, en un pack completo, con viaje, hotel más intervención, cuesta en torno a 5.000 euros. A veces menos. "Esto no casa con un acto médico de calidad", señala la doctora. Basta con echar un vistazo breve en Internet para encontrar numerosas ofertas en páginas web de clínicas privadas de este país.

Comparativa de precios de una clínica turca para atraer pacientes. | EPE

La cirugía bariátrica es un conjunto de procedimientos complejos no exentos de complicaciones y mortalidad, insisten las sociedades científicas. "Condiciona modificaciones en el tracto gastrointestinal que van a persistir durante la vida, y que, por tanto, precisa de suplementación de vitaminas y minerales específicos, así como de un seguimiento de por vida por un equipo multidisciplinar que conozca la cirugía realizada y el tipo de seguimiento adecuado en cada caso", añaden.

Es fundamental, reseñan, que el equipo médico-quirúrgico, junto con el apoyo de Atención Primaria, efectúe un seguimiento del paciente tras la cirugía durante toda la vida. "La formación especializada y la acreditación de centros y equipos consiguen mejorar estos resultados y reducir los riesgos de forma significativa", continúan.

Las largas listas de espera en España sitúan a Turquía en la meca de la cirugía de obesidad. | EPE

En España, apuntan las sociedades científicas, la sanidad pública y privada "tienen un elevado nivel de calidad asistencial que asegura a los pacientes con obesidad grave candidatos a la cirugía bariátrica una correcta preparación prequirúrgica y un excelente seguimiento postquirúrgico". Y recuerdan: una vez decidido operarse para tratar la obesidad, la cirugía no puede demorarse durante años. Por eso piden "una garantía de plazos quirúrgicos para estos pacientes afectos de una patología grave que condiciona no sólo su calidad de vida sino también su supervivencia".

Por eso, lanzan "una llamada de atención a todos los pacientes que puedan encontrarse en esta situación". Y concluyen: "Desaconsejamos firmemente el turismo sanitario, y específicamente el relacionado con la cirugía de la obesidad, con el objetivo final de salvaguardar la salud de las personas y evitar complicaciones". También, piden a las autoridades regular el acceso a este tipo de intervenciones "y poner los medios para que sea considerada prioritaria".