Bruselas propone prohibir las cápsulas de tabaco con sabor para cigarrillos electrónicos

Bruselas propone prohibir las cápsulas de tabaco con sabor para cigarrillos electrónicos

Archivo - Cigarrillo electrónico. Vapeo
| ISCIII - Archivo
EFE

La Comisión Europea (CE) propuso este miércoles prohibir la venta de productos de tabaco calentados con sabor,

Los productos de tabaco calentado son productos del tabaco novedosos que se calientan para producir emisiones que contienen nicotina y otras sustancias químicas

La Comisión Europea (CE) propuso este miércoles prohibir la venta de productos de tabaco calentados con sabor, en respuesta al importante aumento en el volumen de venta de que se ha producido en toda la Unión Europea.

"Con nueve de cada diez cánceres de pulmón causados por el tabaco, queremos que fumar sea lo menos atractivo posible para proteger la salud de nuestros ciudadanos y salvar vidas", subrayó la comisaria europea de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides, en un comunicado.

Los productos de tabaco calentado son productos del tabaco novedosos que se calientan para producir emisiones que contienen nicotina y otras sustancias químicas, que posteriormente son inhaladas por el fumador.

Un informe reciente de la Comisión mostró un aumento del 10 % en los volúmenes de ventas de productos de tabaco para calentar en más de cinco Estados miembros y, que en general en la UE, estos productos superaron el 2,5 % de las ventas totales de tabaco.

La comisaria indicó que al retirar del mercado el tabaco calentado con sabor, "estamos dando un paso más hacia la realización de nuestra visión en el marco del Plan Europeo de Lucha contra el Cáncer de crear una generación libre de tabaco, con menos del 5 % de la población que consuma tabaco para 2040.

Añadió que hacen falta "acciones más enérgicas para reducir el consumo de tabaco, una aplicación más estricta y un seguimiento con nuevos desarrollos para abordar el flujo interminable de nuevos productos que ingresan en el mercado" y señaló que es particularmente importante para proteger a las personas más jóvenes.

La propuesta se someterá ahora a un período de escrutinio por parte del Consejo (países de la UE) y el Parlamento Europeo y entrará en vigor 20 días después de su publicación en el Diario Oficial, indicó la Comisión.

Los Estados miembros tendrán ocho meses para transponer la Directiva a su legislación nacional y, después de los tres meses adicionales de transición, las disposiciones comenzarán a aplicarse.