Las ballenas se ponen las botas en Galicia

Las ballenas se ponen las botas en Galicia

La ballena azul localizada ayer, junto a 35 rorcuales comunes y dos aliblancos, cientos de delfines comunes, algunos mulares (arroaces) y marsopas.
| Epi_rc_es

Los rorcuales engullen a diario el rico menú que les ofrece el restaurante gallego de las Rías Baixas

El Instituto para el Estudio de los Delfines Mulares (BDRI) daba cuenta el pasado día 2 de la mayor congregación de ballenas documentada hasta la fecha, con 53 rorcuales comunes y uno azul alimentándose en la misma zona, un lugar no muy alejado de la costa e islas como Sálvora, Ons y Cíes, frente a las rías de Vigo, Pontevedra y Arousa.

Ahora es necesario abundar en ello para recordar que hay muchas que comen y se van pronto, mientras que otras optan por una estancia vacacional de varios días en Galicia para disfrutar a conciencia del abundante alimento que tienen a su alcance en la despensa de esta costa atlántica.

Algunos de los cetáceos localizados ayer. | BDRI

La ballena "BM4"

De ahí que ayer volviera a localizarse un nutrido grupo de mamíferos marinos, esta vez integrado por 35 rorcuales comunes y dos aliblancos, cientos de delfines comunes, muchos mulares (arroaces) y marsopas, a los que acompañaba una ballena azul bautizada por el BDRI como “BM4”.

Puede decirse que es una vieja conocida de la comunidad científica; un portentoso ejemplar incorporado por el BDRI, gracias a la técnica de fotoidentificación, en la base de datos internacional que sigue la pista de los grandes mamíferos marinos.

Se trata de “una visitante regular de las aguas gallegas”, por lo que se ha convertido, también, en “una de las ballenas azules más conocidas por nuestro equipo”, proclama Bruno Díaz López, el doctor en Ecología que dirige el centro de investigación aludido, asentado en el Concello de O Grove.

Avistamiento de cetáceos con el proyecto "Balaenatur". |

Localización que demuestra, una vez más, que hay ballenas que se han acostumbrado a regresar a Galicia cada año, incorporando estas aguas a su ruta migratoria habitual en busca de alimento.

La ballena "BM17", el 2 de agosto

Algo que queda patente, del mismo modo, tras comprobar que la ballena azul estudiada en día 2 era “BM17”, vista por primera en septiembre de 2021, garantiza el BDRI.

Tras lo cual insiste en que “tomando fotos de cada ballena azul que encontramos podemos tener una mejor idea del número total de individuos que visitan estas zonas de alimentación, cuánto tiempo pueden permanecer aquí y cuáles regresan a lo largo de los años”.

Y hay mucho más ejemplos de ejemplares que pueden recorrer decenas de miles de kilómetros a lo largo y ancho de los mares del mundo antes de volver a aguas de las Rías Baixas.

"BM 17", la ballena vista el pasado otoño y dos veces más. | BDRI

Es el caso, entre otros, de "BM006-2019", una ballena azul vista en octubre del año pasado que había sido identificada por primera vez en julio de 2019, y que también fue localizada en septiembre de 2020 gracias a los trabajos de fotoidentificación del BDRI, que se complementan con los centrados en las grabaciones acústicas .

Todo esto son visitas y comportamientos sobre los que se hablará largo y tendido, cabe insistir, en la Conferencia Europea de Cetáceos, a celebrar del 16 al 20 de abril de 2023 en la localidad grovense, con organización a cargo del BDRI.

Un evento internacional, dicho sea de paso, para el que ya ha sido seleccionado, a través de las redes sociales, el logotipo oficial.

El logotipo de la Conferencia Internacional sobre Cetáceos. | NICOLÁS SABORIDO

Es un diseño elaborado por Nicolás Saborido en el que se trazan las siluetas de tres de los cetáceos más importantes de cuantos visitan Galicia.

Con sus cuerpos forma un corazón en el que se incluyen las fechas de la cita y se hace acompañar del lema de la misma. “Nuestros océanos, nuestro futuro”.

Puede recordarse que la 34ª conferencia anual de la Sociedad Europea de Cetáceos (ECS, por las siglas en inglés de European Cetacean Society), tiene como lema y eje argumental “Nuestros océanos, nuestro futuro; ecología del comportamiento de los mamíferos marinos y uso sostenible de los recursos”.

Las observaciones realizadas ayer también permiten constatar la interacción entre los mamíferos marinos y la actividad pesquera. | BDRI

Un congreso que aspira a poner sobre la mesa todo lo relacionado con la sostenibilidad y el uso responsable de los recursos marinos, para así fomentar "una mejor comprensión de la ecología y el comportamiento de los cetáceos y su entorno”.

Así lo plantea Bruno Díaz, desde el convencimiento de que no solo está en juego el futuro de los mamíferos marinos, sino que “muchas comunidades humanas dependen directa o indirectamente de los ecosistemas marinos y su biodiversidad para su subsistencia”.

El BDRI completa otra exitosa temporada. | MANUEL MÉNDEZ

Sucede, por ejemplo, en Galicia, “donde la pesca y la acuicultura se encuentran entre las actividades económicas más representativas”, detalla el BDRI.

En base a todo ello se programan diversos talleres, a celebrar los días 16 y 17 de abril, al igual que conferencias, durante los tres días posteriores.

Para participar es necesario que los interesados empiecen a preparar y enviar sus intervenciones o proyectos.

Deben tener en cuenta, advierte el BDRI, que la conferencia (ECS2023) "será un evento híbrido", pero "se dará prioridad a los participantes que se comprometan a asistir al congreso en persona, haciendo así que éste sea lo más exitoso posible”.