El Sevilla busca la regularidad perdida en Liga

El equipo de Lopetegui llega a Huesca para culminar una semana intensa, que empezó el martes con la victoria en Rusia ante el Krasnodar

El único precedente histórico en El Alcoraz no es de buen recuerdo para los hispalenses, que salieron derrotados (2-1) en la 18/19

Los compañeros felicitan a Rakitic tras su gol ante el Krasnodar
Los compañeros felicitan a Rakitic tras su gol ante el Krasnodar | sport

La plantilla de la SD Huesca no quiere esperar más partidos para lograr su primera victoria de la temporada y acabar con lo que se está convirtiendo en una historia interminable, la de no ganar, pero recibe al Sevilla, un rival que también busca su primer triunfo en El Alcoraz, donde hace dos temporadas perdió en su primera presencia oficial en ese estadio. 

SPORT.es

En el regreso a Primera el conjunto altoaragonés no ha logrado vencer ni en El Alcoraz ni fuera de casa, y el objetivo, como cada jornada, es sumar por primera vez tres puntos de golpe aunque el adversario de este sábado sea uno de los conjuntos más potentes de la máxima categoría. 

Las urgencias por sumar de tres en tres puntos empiezan a acuciar, aunque tanto desde la plantilla como desde el club, al menos públicamente, no se manifiestan con preocupación pero empieza a ser inquietante que tras diez jornadas el equipo azulgrana no haya ganado, algo que le ha llevado a la zona de descenso de la clasificación, y eso puede pesar como una losa para encuentros venideros si no se gana. 

Además, la entidad del rival, que viene de asegurarse esta semana el acceso a la siguiente ronda de la Liga de Campeones y que aspira a seguir escalando puestos en la Liga española, hace que se vea muy complicado obtener ese primer triunfo, aunque si se desea salir del pozo hay que hacerlo con victorias. 

El Huesca combina en los partidos fases de buen fútbol con errores que le penalizan mucho y eso se refleja en la clasificación. Le falta gol y aunque juega un buen fútbol no le saca rentabilidad. 

Los oscenses han perdido sólo tres encuentros y empatado siete pero sumar de uno en uno en una Liga de tres por victoria al final se hace insuficiente. 

Para este encuentro el técnico del conjunto oscense, Miguel Angel Sánchez 'Michel', tiene a toda la plantilla a su disposición excepto a Idrissa Doumbia. La única duda por problemas físicos estaría en el lateral derecho, donde Pedro López realizará una prueba de última hora para comprobar si está recuperado del esguince que sufrió. Si es así será titular y en caso contrario el puesto sería para Pablo Maffeo. 

Al no haber perdido el partido en El Sadar ante el Osasuna, es probable que Michel mantenga a la mayor parte del once inicial que jugó contra el conjunto navarro, aunque podría haber retoques como la vuelta al centro de la defensa del capitán, Jorge Pulido, en detrimento de Pablo Insua, y arriba también es posible que entre desde el principio el japonés Shinji Okazaki, en lugar de Sandro, en busca del gol que se le resiste al equipo aragonés. 

El conjunto andaluz, por su parte, llega a Huesca para culminar una semana intensa, que empezó el martes con la victoria en Rusia ante el Krasnodar (1-2), lo que dio el pase matemático a los octavos de la Liga de Campeones a falta de dos jornadas para que concluya la fase de grupos, y la noticia al día siguiente de la muerte de Diego Maradona, que hizo reaccionar a todos los sectores del club por el pasado sevillista del astro argentino. 

Los jugadores, que en recuerdo de Maradona lucirán en estadio El Alcoraz brazaletes negros en sus camisetas, se han quitado momentáneamente la presión de la 'Champions' y ahora se centran en LaLiga, en la que recondujeron su caminar tras tres derrotas seguidas gracias a otros dos triunfos locales consecutivos -Osasuna (1-0), Celta (4-2)-. 

La asignatura ahora a superar es la de ganar en el torneo doméstico fuera del Sánchez Pizjuán después de que sus dos últimos partidos de visitante se cuenten como derrotas, en Granada (1-0) y en Bilbao (2-1). 

El único precedente histórico en Huesca no es de buen recuerdo para la formación hispalense, pues salió derrotada por 2-1 en la temporada 2018-19 con Pablo Machín en el banquillo, traspiés que dejó tocado a un técnico que pocas semanas después fue destituido. 

Ahora, los de Julen Lopetegui se miden al Huesca con solo dos entrenamientos -jueves y viernes- una vez que regresaron el miércoles de Rusia y descansaron ese día. 

En Krasnodar se lesionó el lateral izquierdo Sergio Escudero, quien estará de baja unos dos meses por una grave dolencia en el codo izquierdo, y se une así a la ausencia en ese mismo puesto del argentino Marcos Acuña, ya ausente en Rusia por lesión. 

También siguen de baja y no viajan este viernes a Huesca el extremo Suso Fernández, convaleciente de un problema muscular, ni los dos futbolistas que la pasada semana dieron positivo por COVID-19, el delantero canterano Carlos Fernández y el portero marroquí Yassine Bono. 

Sí vuelve al equipo el lateral derecho Jesús Navas, quien no jugó en la 'Champions' por sanción, con lo que ante el conjunto aragonés el capitán volvería a su sitio y en el otro lateral la solución sería la de poner al central neerlandés Karim Rekik. 

Con Vaclík de portero al seguir de baja Bono, en el centro del campo y en la delantera Lopetegui tiene dónde elegir en función del desgaste físico de los futbolistas en este exigente y apretado calendario, aunque no parece que vaya a cambiar mucho en relación a los habituales titulares. 

Alineaciones probables 

Huesca: Andrés Fernández; Pedro López o Maffeo, Pulido, Siovas, Javi Galán; Mosquera, Mikel Rico, Borja García; Rafa Mir, Okazaki, Ferreiro. 

Sevilla: Vaclík; Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos, Rekik; Fernando, Joan Jordán; Ocampos, Rakitic, Munir; De Jong. 

Arbitro: Guillermo Cuadra Fernández (Comité balear). 

Estadio: El Alcoraz. 

Hora: 18.30

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil